Ya fueron sentenciados dos peligrosos sicarios que en el año 2015 intentaron ejecutar a un joven y lo dejaron gravemente herido.
Tras concluir el proceso penal que siguió en su contra, el titular del Juzgado Sexto Penal los sentenció a 8 años y 4 meses de prisión por los delitos de lesiones dolosas calificadas, con premeditación y ventaja.
Los sentenciados quienes actualmente se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “El Llano”, fueron identificados como Eduardo, alias “El Men”, de 27 años, originario del estado de Nuevo León y José, alias “El Chore”, de 25 años, originario de Tamaulipas.
Los hechos en los que se vieron involucrados se registraron el día 21 de enero del 2015, aproximadamente a las 19:30 horas, en un domicilio ubicado en la calle San Antonio, en el fraccionamiento Lomas de Los Pocitos, municipio de Jesús María.
Hasta ese lugar llegaron los dos sicarios para buscar al propietario de la vivienda, pero debido a que no se encontraba, fueron recibidos por uno de sus hijos de nombre José Roberto.
Los sospechosos le dijeron que era urgente contactarlo, por lo que le pidieron que en cuanto llegara les hablara, para lo cual le proporcionaron un número de teléfono.
Sin embargo, cuando José Roberto se disponía a anotar en una hoja el número telefónico, uno de los sicarios lo atacó con una pistola tipo escuadra, provocándole una herida en el rostro y otra más en el muslo izquierdo.
El lesionado fue trasladado al Hospital del ISSSTE donde los médicos lograron salvarle la vida; mientras tanto, los agresores lograron escapar, pero en el mes de febrero del 2015 fueron localizados y detenidos por agentes del Grupo Homicidios de la PME, durante un operativo llevado a cabo en la ciudad de Querétaro, donde estaban escondidos.