GUADALAJARA, Jal.- Pírrica victoria de los Leones Negros: en el 1-0 sobre los Murciélagos de los Mochis perdieron a dos jugadores por lo que resta del torneo.
Jorge Mora tuvo que salir de cambio porque se resintió de la lesión en la rodilla derecha que lo aquejó en la Jornada 4; estuvo fuera tres partidos y regresó para la Jornada 8.
Ayer ingresó al 57′ y, tras 15 minutos, salió por lesión; es probable que requiera cirugía.
Fidel Vázquez también abandonó el campo por lastimarse la rodilla derecha: el diagnóstico fue una rotura del tendón rotuliano que lo tendrá sin jugar por lo que resta del torneo.
Con los tres cambios realizados, los Leones Negros jugaron 25 minutos a contener los embates de los mochitenses.
“Afortunadamente, lo resolvimos gracias al esfuerzo de los jugadores, porque se mataron en el partido. Están hechos pedazos en el vestidor, pero contentos por una victoria”, expresó el técnico Jorge Dávalos.
Con todo y la victoria, la UdeG estuvo lejos del nivel mostrado en otros partidos: le faltó tener el balón y carece de contundencia.
La salida de Christian Valdez, por una molestia en el muslo izquierdo, perjudicó en el trabajo de recuperación y distribución del esférico.
El gol fue producto de una jugada colectiva: Joao Amaral recortó a un defensa -quien terminó en el pasto- y sirvió para Ismael Valadez, quien marcó su segundo gol del torneo. (Alonso González/Agencia Reforma)