Para cerrar con la jornada del miércoles hubo duelo de fieras en el Estadio León, Tigres se metió en la casa de los Esmeraldas para jugar la ida de los cuartos de final del Apertura 2017, encuentro que comenzó en punto de las 21:36, el partido tuvo un estadio sin el lleno, posiblemente por estar entre semana y no poder contar con algunos aficionados por la vida cotidiana, en fin, el partido como se esperaba fue bastante parejo.

En la primera mitad el partido estuvo bastante trabado, pocas llegadas al marco rival, para ser francos no hubo grandes emociones en la primera mitad pues la mayor parte del tiempo la pelota cambiaba de dueño, la única arma de los dos conjuntos eran los disparos de larga y media distancia sin incomodar a los arqueros. Por un lado, Aquino y Damm, aunque rápidos y caracoleros no pudieron dar ese pase final que dejará francos a Gignac o a Vargas, mientras que León por vía de Elías Hernández buscaba constantemente hacer daño sin éxito.

Para el segundo tiempo las cosas se animaron más, León tuvo una actitud más ofensiva con la intención de conseguir el gol que los adelantara en la eliminatoria la primera chance del segundo tiempo se dio al minuto 51´cuando Elías Hernández entró franco al área, pero su remate sale por arriba tras la presión de la defensa de T       igres, inmediatamente después los visitantes contestaron con un disparo de Jurgen Damm que se fue por un lado de la cabaña de Yarbrough.

Al 58 se abrió el marcador con gol de Mauro Boselli, que ingresó al área por la derecha tras un pase de Álvaro Ramos, el argentino se perfilo de gran manera para sacar un bombazo raso cruzado con la pierda derecha que dejó sin oportunidad a Nahuel Guzmán que solamente pudo contemplar la caída de su marco. Tres minutos después un tiro de Gignac con rencor que pegó en el travesaño puso a temblar a todo León, el francés sacó un remate desde las afueras del área que se colaba al marco local, pero el palo impidió la igualada, a raíz del gol de León el partido se abrió para los dos lados, lo que trajo emociones más intensas.

La siguiente de peligro llegó al minuto 71 en una calca del gol de la Fiera, esta vez fue el colombiano Andrés Andrade quien cruzo por abajo su disparo, pero Nahuel apareció para hacer un atajadón mismo que sirvió de gran forma para los visitantes que 5 minutos después consiguieron el empate, el gol vino de una jugada de Dueñas que desde la izquierda fue driblando rivales enganchando hacia dentro, le acomodó al balón a Eduardo Vargas que disparó desde fuera del área con un disparo de francotirador, raso, abajo donde duele, a la derecha de Yarbrough que no tuvo nada que hacer, Tigres conseguía el importante gol de visitante.

Para los últimos minutos del encuentro el partido volvió a cerrarse, León se quedó sin ideas al ataque mientras que los Tigres aunque intentaron más conseguir el segundo gol, no se acercaron con peligro, ambos conjuntos decidieron guardarse para el partido de vuelta que se jugará en el Volcán el próximo sábado.

¡Participa con tu opinión!