Por FRANCISCO VARGAS M.

Tarde triunfal fue la que tuvo el novillero acalitano Leo Valadez, en la primera corrida de la Feria de San Mateo de Logroño, donde cortó dos orejas para salir a hombros del coso “La Ribera”; mientras que sus alternantes Alfonso Cadaval y Antonio Catalán “Toñete”, cosecharon un apéndice respectivamente.
Con poco más de un tercio de entrada, se jugaron novillos de la ganadería de La Quinta, destacando el cuarto cuyos restos por su bravura y calidad merecieron la vuelta al ruedo.
Leo Valadez con el primero, un astado parado que no dio muchas opciones, de manera ajustada toreó al natural, robándole meritorios pases uno a uno por el derecho. Al hacer la suerte suprema, el novillo le echó mano sufriendo fuerte voltereta, partiéndole la taleguilla; una vez recuperado dejó estocada para petición de oreja que no le fue concedida dando una vuelta al ruedo con mucha fuerza.
Con su segundo que tuvo gran transmisión y calidad en sus embestidas, se lució con capa a la verónica; mientras que tomando su turno, Alfonso Cadaval quitó por el mismo lance fundamental, respondiendo Valadez por vistosas Zapopinas. Con muleta inició rodillas en tierra, siguiendo con una importante faena por ambos lados que tuvo gran calado. Dejó estocada entera hasta las cintas para ser premiado con las dos orejas.
Alfonso Cadaval dio vuelta al ruedo y en el otro cortó una oreja.
Antonio Catalán “Toñete” se adjudicó una oreja en el primero de su lote y escuchó palmas tras un aviso con el que cerró plaza. ([email protected])

¡Participa con tu opinión!