De las construcciones oficiales que tienen lugar en Aguascalientes el nuevo Hospital Miguel Hidalgo podría iniciar actividades en el primer trimestre de 2018, casi diez años después de que se puso la primera piedra, lo que ojalá esta vez se cumpla la promesa.

La gran diferencia entre los empresarios japoneses asentados en esta entidad y los anuncios que hacen las autoridades mexicanas radica en que los primeros, con uno o dos años de antelación fijan la fecha para inaugurar una factoría y la cumplen, mientras que los nacionales la postergan dos o tres veces y en ocasiones suspenden la obra para hacer ajustes de tipo presupuestal o técnico.

El secretario de Salud, José Narro Robles, acordó con el gobernador Martín Orozco Sandoval que fluirán los recursos federales que hacen falta para concluir la edificación, con el compromiso que a más tardar en diciembre esté listo, sin embargo esto no significa que de inmediato entrará en servicio sino que habrá que esperarse hasta el primer trimestre del año próximo.

La razón para que sea de esa manera es porque el cambio de las actuales instalaciones de la calle Galeana, a una parte del predio que ocuparon los Talleres Ferrocarrileros debe cumplir con una serie de normas para que la atención se mantenga inalterable.

Para Aguascalientes es fundamental contar con un hospital civil moderno, acorde con las exigencias de una sociedad en crecimiento, por lo que desde que se dijo que se construiría levantó expectativas de que habría un cambio sustancial.

En cuanto al destino que se le dará al actual nosocomio no hay una decisión absoluta, por lo que bien podría utilizarse para el servicio de pediatría, ya que en todo el estado no hay un espacio médico exclusivo para la atención especializada a infantes. Lo que existe son áreas que forman parte del cuidado global, por lo que bien podría aprovecharse el momento para crear este programa que tanta falta hace.

Los datos que aportó el doctor Narro Robles deben motivar a la reflexión: calificó como grave la epidemia que hay en el país por sobrepeso y obesidad, que actualmente afecta a 1 de cada 3 infantes, 4 de cada 10 jóvenes y 7 de cada 10 mexicanos, además, 70 de cada 100 mujeres del medio rural sufre esta situación.

Como médico, el titular de Salud resaltó que las consecuencias de ello son las complicaciones por diabetes y la muerte de decenas de miles de mexicanos cada año, principalmente por infartos que se generan a partir de los problemas del excesivo índice de masa corporal.

El hecho de que uno de cada tres niños o niñas esté “gordito”o “gordita” es un llamado de alerta, ya que de no recibir la atención que corresponde pueden contraer diversas enfermedades a prematura edad que le acorte su período de vida, para ello se necesita un programa integral que vaya más allá de hacer confluir a varias dependencias sino que se pongan en marcha los protocolos y periódicamente presenten un informe sobre los avances. Debe tenerse presente que la obesidad y el sobrepeso es una epidemia y como tal hay que atacarla, por lo que tiene que impulsarse las acciones y la inversión necesaria para que en pocos años se logre contrarrestar este problema.

El gobierno del estado, los ayuntamientos y las dependencias federales pueden aportar lo correspondiente para alcanzar la meta y aunque no será un programa “lucidor”, ni que genere reflectores constantes, al final del camino quedará la satisfacción de haber contribuido con reducir esta contrariedad de salud.

AHOGA LA INSEGURIDAD

Lo que nadie quiere en Aguascalientes es ser parte de las estadísticas delincuenciales, pero todo indica que va para allá. Las imágenes que proyecta casi a diario la televisión sobre balaceras y crímenes en otras partes del país empieza a ser parte de la cotidianidad local y la mejor muestra fue lo ocurrido el viernes en un gimnasio deportivo, al ser agredido a balazos un individuo en pleno partido de basquetbol, lo que para su fortuna no fue de consecuencias pero que puso en serio peligro a los jovencitos de ambos equipos, árbitros y público en general.

El mismo viernes, a las 12.37 horas un hombre fue asesinado en la avenida Ojocaliente y avenida Miguel Ángel Barberena, en el fraccionamiento Municipio Libre, al resistirse al asalto. Dos impactos de bala a la altura del cuello acabaron con su existencia.

Más tarde, a las 15.37 horas una persona que huía a bordo de un automóvil por la carretera Panamericana procedente de territorio jalisciense fue acribillada, quedando su cuerpo cerca del restaurante El Alteño. Los sicarios se dieron a la fuga presuntamente hacia Encarnación de Díaz

En la colonia Carlos Macías Arellano, a las 17.30 horas, se registró un fallido asalto a una tienda de abarrotes, por lo que un policía inició la persecución pero los ladrones hicieron varios disparos que les permitió poner tierra de por medio.

Posteriormente, a las 18.00 horas, en la comunidad Puertecito de la Virgen, del municipio de San Francisco de los Romo, hubo un pleito entre varias personas y una de ellas hizo varios disparos que no hicieron blanco, pero tampoco fue detenida ni los demás rijosos, que se dieron a la fuga al escuchar las sirenas de las patrullas.

Lo ocurrido en el gimnasio de basquetbol fue a las 19.31 horas cuando tenía lugar el partido entre los equipos juveniles de Oaxaca y Baja California. Un individuo que presenciaba el juego recibió una llamada a su celular y salió a contestarla y de pronto regresó corriendo, perseguido por un sujeto que le disparaba con una pistola calibre .32 mm, recogiéndose en la escena once casquillos, de los cuales varios se impactaron en las paredes del recinto. Para fortuna del que se iban a ejecutar sólo sufrió dos rozones de bala en la espalda, y de los presentes que no sufrieron heridas ya que al escuchar los disparos todos corrieron a cualquier lugar para protegerse.

Lo descrito parece un capítulo de una novela policíaca, pero que al ser parte de la vida real sembró el pánico y al mismo tiempo deja al descubierto el altísimo nivel de inseguridad que registra la ciudad capital y el estado, donde las armas de fuego predominan sin que las autoridades policíacas se den por enteradas. Prefieren la política del avestruz, aunque cuando levanten la cabeza pueden encontrarse con una situación ingobernable, remembranza a lo vivido en 2006 y 2007.

.

DISCREPANCIA PRIISTA

Demasiado temprano afloraron los desacuerdos en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), luego que tuvo lugar la elección del presidente y la secretaria general del Comité Directivo Estatal. Con dureza se dirigió el ex gobernador Otto Granados Roldán a los recién designados, mientras que el ex líder local Juan Fernando Palomino Topete consideró que lo mejor es convocar a nuevas elecciones.

Por su parte la todavía presidenta del CDE, Norma Esparza Herrera, mencionó que hubo diez días para el registro de interesados y sí sólo lo hizo una dupla es porque fue la única que cumplió los requisitos, o que otros no les atrajo la idea de hacerlo.

La irritación es porque el reparto de los cargos quedó entre los grupos que encabezan Lorena Martínez y el ex gobernador José Carlos Lozano de la Torre, lo que se calificó como un “secuestro” del partido por ambas expresiones, cuestión que negó Lorena, al citar que hubo tiempo para que se inscribiera quien aspirara.

Lo que hay atrás de esta discusión son las candidaturas a senadores y diputados federales y que por la forma como quedó la composición directriz se considera que los grupos lorenistas y lozanistas llevan las de ganar, sin embargo cabe recordar que el “palomeo” lo hace el Comité Ejecutivo Nacional, no el estatal, que en estos casos su participación es más bien presencial. Aún con las modificaciones a los estatutos este manejo no cambia, de manera que todo es cuestión de esperar a que surja humo blanco en la capital del país.

En cuanto a Enrique Juárez y Denisse Ramírez, aún no rinden protesta y ya recibieron su “remojón”, pero no debe sorprenderlos puesto que a eso se exponen quienes participan en la política, que con o sin motivo los saquen a balcón.

AVANCE SOSTENIDO

Con paso firme el país se aproxima a nuevos estándares de progreso, lo que se percibe con la reforma energética que permitió bajar las tarifas, alcanzar “cifras históricas” en materia de divisas y acrecentar los programas de abatimiento de carencias sociales.

Al hacer un recuento de los programas que tienen amplias ventajas para el país, el presidente Enrique Peña Nieto subrayó que la unión de los mexicanos, su esfuerzo y el compromiso que demuestran a diario permite mejorar las condiciones de vida.

Durante la conmemoración del 80 aniversario de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el mandatario afirmó que gracias a la reforma energética, el 99% de las familias mexicanas tienen una disminución de los costos de energía eléctrica: “Es a partir de esta reforma, es a partir de estos cambios, de este cambio estructural que ha tenido la Comisión Federal de Electricidad que no ha aumentado los precios que pagan las familias mexicanas. Noventa y nueve por ciento de los hogares han visto prácticamente una disminución real del precio que pagaban antes en su tarifa de diez por ciento de lo que pagaban en 2012”.

En Sonora, al dar el banderazo de arranque de las pruebas de operación de la Central de Ciclo Combinado Empalme, el gobernante federal señaló que las plantas de esta entidad van a generar energía eléctrica para 12 millones de mexicanos. En el proyecto se invirtió más de 470 millones de dólares y se construyó mediante el esquema de obra pública financiada por Senermex Ingeniería y Sistemas Sener Energía y Sistemas, IEPI México y OHL Industrial. Cuenta con una capacidad instalada cercana a 770 megawatts y abastecerá a más de 992 mil hogares, equivalente a 3.8 millones de personas. Durante su construcción el proyecto generó mil 500 empleos temporales directos e indirectos y evitará el consumo de 2.5 millones de barriles de combustible.

Por otra parte, en la gira que realizó a Durango, Peña Nieto destacó que como resultado de las reformas emprendidas por su administración y al desarrollo de infraestructura y la competitividad alcanzada por el país, en los últimos cinco años México ha recibido divisas por 156 mil millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED). Calificó esta cifra como “histórica” y es reflejo que la nación se proyectó al mundo como un lugar atractivo para invertir, principalmente en sectores como el energético y las telecomunicaciones.

Con la entrega del Libramiento Ferroviario de Durango, EPN sostuvo que se ha acreditado que las reformas estructurales aprobadas y la confianza que procede del mundo han convertido más atractivo al país para las inversiones foráneas, lo que consta de enero a julio la IED fue de 15 mil 600 millones de dólares, 8.8% mayor a la registrada en el mismo semestre del año anterior, y que sumada a la registrada en su administración se han recibido 156 mil millones de dólares en inversión extranjera, lo cual, explicó, “representan 52% más de lo que a estas mismas alturas de la pasada administración se había registrado”, en una clara muestra del progreso que hay en este renglón.

En el acto efectuado en la capital del país, donde se festejó el 25 aniversario de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Peña Nieto dictó instrucciones a las secretarías de Estado para que amplíen y profundicen los programas de apoyo a las personas y familias menos favorecidas.

Se contempla un mayor intercambio de información entre dependencias para ubicar y atender a mexicanos con más rezagos, por lo tanto, dispuso Peña Nieto, “durante los siguientes 15 meses las secretarías del gobierno de la República deberán ampliar y profundizar los trabajos de abatimiento a las carencias sociales, en el marco de la Estrategia Nacional de Inclusión. También deberán continuar con el proceso de consolidación del Padrón Único de Beneficiarios compartiendo información que nos permita identificar y atender a toda la población objetivo de la política social”.

FÓRMULA REPETIDA

Un método que nunca falla entre los mexicanos es el aplicado en la época de la Revolución: “primero ajusilo y luego viriguo”, para ello no hacen falta balas sino una campaña mediática que asegure el hundimiento de cualquier persona. Si como resultado de las investigaciones se determina que el acusado es inocente no habrá manera de reparar el daño moral.

En cada sexenio, tanto federal como estatal y en los ayuntamientos, se busca exhibir a los antecesores como una manera de autocalificarse de honestos, de que sabrán honrar su nombre, pero tarde o temprano varios han pagado con la misma moneda, o sus descendientes y allegados son implicados en los mismos delitos que ellos acusaron.

Ayer fueron ex gobernadores, ahora le toca al ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, al que involucran con el caso Odebrecht. Según un “soplón” protegido por la justicia brasileña, Lozoya recibió 10 millones de dólares como “propina”, a cambio de favores, entre ellos una licitación de 115 millones de dólares para hacer obras en la refinería de Tula, Hidalgo. Una parte del cohecho habría sido en 2012, cuando Lozoya aún no era funcionario, y otras entregas se hicieron en el curso de su gestión, hasta 2014, dos años antes de que dejara el cargo.

Desde el primero momento que salió a la luz pública la versión, el ex titular de Pemex ha negado haber sido parte de alguna componenda, por lo que no sólo se puso a la orden de las autoridades sino que a través de sus abogados exigió a la Procuraduría General de la República (PGR) que lo citara, como así ocurrió el jueves pasado.

Acompañado de los litigantes Javier Coello Trejo y Javier Coello Zuarth, Emilio Lozoya estuvo por más de 90 minutos ante el Ministerio Público federal y de manera categórica afirmó: “Nunca me corrompieron”.

Sostuvo que la PGR “no tiene un solo elemento de prueba o evidencia que acredite que yo recibí dinero ni de ellos (Odebrecht) ni de nadie”, por lo tanto las acusaciones en su contra “son mentiras”.

Consideró que si ha habido consecuencias jurídicas en otros países involucrados es “porque se dio en base de hechos y no de dichos. Pido que esto también suceda en México”.

Asimismo, manifestó su respaldo al presidente Enrique Peña Nieto y acusó a grupos políticos que se oponen a la reforma energética de involucrarlo con la red de corrupción de las empresas brasileñas Odebrecht y Braskem en América Latina.

Precisó que “estoy dando la cara, estoy aquí justo porque sé que tengo la conciencia tranquila y vengo a dar la cara” y aún cuando reconoció que para él ha sido “un proceso desgastante, un proceso que lastima mi honorabilidad”, de ninguna manera está dispuesto “a entrar en el mismo juego del sospechosismo y chismes”.

Tan confiado se mostró que en la entrevista con los reporteros bromeó cuando una periodista le preguntó que si el departamento de Nueva York era suyo y le respondió: “Sí, me comprometo a regalarle la mitad, si alguien me encuentra algo, ya sabe”.

Alguien deslizó que “parte del soborno” habría sido utilizado en la campaña del entonces candidato a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, por lo que de inmediato el PAN y el PRD exigieron al Instituto Nacional Electoral (INE) investigar si lo que presuntamente recibió Lozoya en 2012 fue destinado para ese fin.

Por su parte, el grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados presentó una denuncia “por peculado” ante la PGR en contra de Emilio Lozoya, su coordinadora Rocío Nahle pidió que “de ser necesario” el procurador Raúl Cervantes debe separarse de su cargo “por conflicto de intereses”.

A su vez, Santiago Nieto Castillo, titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), informó que la dependencia a su cargo abrió una investigación por el caso de corrupción de Odebrecht y lo hizo en base a la información que fue dada a conocer por los medios de comunicación, como se conoce técnicamente, “de oficio”.

Es una maraña que crece a pesar que el supuestamente implicado no está acusado formalmente, pero públicamente ya fue sentenciado ante la sociedad, por lo que si a final de cuentas no le prueban algún delito de cualquier manera lleva una tacha en su vida.

Está claro que si como resultado de las indagatorias se comprueba que quien miente es él, debe recibir el castigo que corresponde, pero en caso de que sea lo contrario no habrá manera de reparar el estacazo que recibió.

UNA BUENA

En un medio tan convulso y aderezado por crónicas que parecen una sinopsis de una película de terror, llegó una noticia halagüeña: en 2018 no habrá aumentos, ni nuevos impuestos, y tampoco hay por el momento planes de recortes presupuestales.

En la reunión privada que sostuvo con los grupos parlamentarios del PRI en el Senado y la Cámara de Diputados, el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade, comentó que en la propuesta del gasto público para el próximo año, que tiene como fecha límite para su entrega el 8 de septiembre, no habrá más gravámenes ni recortes.

El coordinador de los diputados del PRI, César Camacho, explicó que el titular de Hacienda manifestó que la situación económica es mejor que la de 2016, gracias a la recuperación del peso frente al dólar.

El legislador dijo que “hemos hablado y nos resultó muy grato saber que en el planteamiento del Presidente de la República no están considerados nuevos impuestos ni aumentos a ninguno de los existentes. En este momento no hay determinación de recortes, no vale la pena adelantar vísperas”.

Sostuvo que el objetivo de la reunión fue tener los primeros acercamientos sobre el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) y hubo coincidencia de que la economía del país necesita de consistencia y de un alto ejercicio de responsabilidad para que la disciplina en las finanzas públicas permita que México sea de fiar.

Camacho Quiroz reiteró que Meade expresó que la situación económica actual ha mostrado “sensibles” mejorías en comparación con el año pasado, principalmente en lo que respecta a la recuperación del peso frente al dólar.

En términos similares se refirió Meade con los senadores del PRI, ante quienes reconoció que se espera un año complicado pero no habrá mayores cargas fiscales y en ambos encuentros no se habló de la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN).

Para los mexicanos en general es importante saber que en el último año de esta administración no habrá más gabelas, y de manera particular el sector productivo podrá formular sus programas para 2018 en base a lo que hoy se tiene.

 

¡Participa con tu opinión!