Después de su paso por Miami, LeBron James regresó a los Cavaliers para llevarlos a una seguidilla de finales en donde en cuatro ocasiones se midieron ante los Warriors y solamente en una pudieron obtener el título de la NBA. Cleveland rompió la malaria de no tener un título en la máxima competición de baloncesto en los Estados Unidos y en 2016, los Cavaliers vencieron 4-3 a los Warriors, con lo que LeBron se coronó como el máximo ídolo de la ciudad. El año pasado al no poner resistencia y perder las finales de manera categórica, James decidió ponerle fin a su relación con los Cavs para cambiar de aires en los que pueden ser sus últimos años dentro de la liga, y ahora, por primera vez con los Lakers, visitará a su antiguo equipo esta noche en un duelo lleno de nostalgia para los seguidores de los Cavs.
A las 19:00 horas, los Lakers enfrentarán a los Cavaliers en Cleveland, seguramente la afición recibirá con aplausos a el “Rey” que, si bien se fue del equipo, les dejó un campeonato que será recordado por siempre, además de ser el alma del equipo durante toda su estadía. Con tres victorias en los últimos 4 encuentros, los Lakers poco a poco encuentran el ritmo y el juego en equipo que buscaban con James liderando el juego. LeBron ha tenido partidos espléndidos, ya que en el último duelo ante el Heat anotó 51 puntos, mientras que ante Portland anotó 44, actualmente se encuentra en un gran nivel y los Lakers tienen marca de 9-7 en el octavo lugar de la Conferencia Oeste, a sólo dos juegos de los líderes Trail Blazers.
Por otra parte, Cleveland se encuentra en total amargura ya que la partida de LeBron les ha calado no solo en el ánimo sino en los resultados. Se encuentran en el último lugar de la conferencia este con solo dos victorias y 13 derrotas siendo un equipo totalmente debilitado y sin grandes aspiraciones. El choque luce favorable para los Lakers que quieren seguir creciendo y pelear por los primeros lugares, el juego tendrá su toque especial por el regreso del “Rey” a casa.