Santuarios de la informalidad representan competencia desleal para la industria del vestido. José de Jesús Martínez Marmolejo, presidente del Consejo Empresarial Textil y de la Confección (Cetec), señaló que el gremio se enfrenta a competidores desleales, porque producen prendas de vestir y textiles en grandes cantidades, sin pagar ningún tipo de impuesto por la actividad que desarrollan, lo cual pone en desventaja a los empresarios que cumplen con este tipo de obligaciones.

Al respecto, indicó que en lugares como Villa Hidalgo, Jalisco, además de valerse de las ventajas que brinda la informalidad, no ofrecen garantías a sus clientes, por tal motivo, si las prendas presentan algún defecto o resultan de mala calidad, las personas no tendrán la oportunidad de cambiarlas; por el contrario, en la industria textil de Aguascalientes se procura elaborar prendas de calidad precisamente para evitar este tipo de problemas.

Martínez Marmolejo reconoció que a los empresarios del sector les han faltado estrategias para hacer frente a esta competencia, pues si bien en los últimos años la industria textil ha crecido en relación al número de talleres y la generación de empleos, les ha hecho falta una estrategia comercial y publicitaria para buscar nuevos mercados.

Manifestó que si Villa Hidalgo registra una importante afluencia de personas, no es sólo por la tradición, sino porque los empresarios de esta región se mantienen activos en cuestiones de promoción y salen a buscar clientes, por ello, cada fin de semana registran una importante afluencia de clientes que llegan en viajes charter.

Finalmente, el presidente de la Cetec lamentó que una porción considerable de aguascalentenses acudan a Villa Hidalgo a comprar sus prendas de vestir, en lugar de apreciar el trabajo de los empresarios locales y adquirirlas aquí, pues hay talleres locales que ofrecen productos de excelente calidad.