Una extorsión telefónica más fue frustrada por policías preventivos de la SSPM, después de que una madre de familia recibió una llamada donde le informaban que tenían a una de sus hijas secuestrada y tenía que depositar una fuerte suma de dinero a cambio de su libertad.
Los hechos tuvieron lugar el pasado jueves a las 2:00 de la tarde, cuando policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, atendieron un reporte de un supuesto secuestro en el fraccionamiento Trojes del Cóbano.
Una mujer les informó que había recibido una llamada telefónica de parte de un hombre que se identificó como integrante de la delincuencia organizada, el cual le comentó que tenían secuestrada a su hija de 23 años.
Debido a que no había logrado localizarla, llegó a presumir que efectivamente la tenían privada de su libertad, además de que le estaban pidiendo una fuerte suma de dinero para liberarla.
La mujer incluso ya había logrado reunir con varios de sus familiares el dinero solicitado, después de que tras varios intentos no había logrado localizar a su hija a su teléfono celular.
Una vez que los policías preventivos lograron establecer los diferentes lugares donde pudiera encontrarse la joven, se solicitó apoyo a los diferentes destacamentos operativos de la SSPM para su localización, ya que se sospechaba que se trataba de una extorsión telefónica.
Fue minutos más tarde, cuando policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, encontraron a la joven mujer en un domicilio ubicado en otro fraccionamiento del norte de la ciudad.
Una vez que se confirmó que la joven se encontraba en perfectas condiciones y no había sufrido ningún secuestro, fue trasladada a su domicilio para que su progenitora estuviera tranquila.

¡Participa con tu opinión!