Le niegan los premios a Luis David en Valencia, Pablo Aguado corta solitaria oreja

Por FRANCISCO VARGAS M.

Por demás decorosa, fue la actuación que tuvo el joven diestro aguascalentense Luis David ayer en Valencia, en lo que fue la Segunda Corrida de Toros, Quinto Festejo de la Feria de Fallas 2019, donde en sus dos astados tuvo petición de oreja, que nunca llegó por el poco criterio del juez o será porque se trataba de un torero mexicano, sin embargo, el presidente con una solicitud menor le soltó el apéndice a Pablo Aguado, quien con esto se alzó como el triunfador de este festejo, mismo que como muchos pudimos ser testigos a través de la televisión, y ver el hurto que le hicieron al matador oriundo de nuestra tierra de la gente buena.
Con aceptable entrada, se jugó un encierro de la ganadería de Alcurrucén, disparejo de tipo, manejable que no presentó complicaciones, mismo que cumplió en varas. Primero, noble carente un tanto de transmisión; segundo, le costó rebosarse y buscó su querencia; tercero, de fuerza medida; cuarto, un tanto parado costándole humillar; quinto, con nobleza recorrido y clase; sexto, no fácil con ciertas complicaciones.

ÁLVARO LORENZO (Grana y Oro)
“Arrestado”, número 25 con 554 kilos, castaño, estuvo bien a la verónica, tomando su turno Luis David quien quitó por vistosas chicuelinas. Con muleta ante un toro que le faltó un punto de transmisión pero que tuvo nobleza, hizo una faena de buen trazo, destacando sus series por el izquierdo. Estocada entera con pureza para solicitud de oreja no concedida recibiendo palmas de aliento.
Su segundo fue “Atractivo”, número 66, con 540 kilos, nuevamente Luis David tomó su turno quitando ahora por navarras. Con un toro que le costó humillar e ir al engaño, Lorenzo estuvo con voluntad arrancándole meritorios pases uno a uno, mostrando también buen oficio y técnica. Con decisión dejó una estocada tendida y trasera escuchando un aviso y calurosa ovación que agradeció en el tercio.

LUIS DAVID ADAME (Blanco y Plata)
Con su primero “Escribano”, numero 153 con 538 kilos, colorado y bragado, lo lanceó a la verónica abrochando con media torera. Pablo Aguado quitó por chicuelinas respondiendo Luis David con ajustadas gaoneras; quien realizado su brindis al respetable, inició con pases cambiados por la espalda, siguiendo con una faena variada con disposición e inteligencia, a un toro que le costó rebosarse y que buscó su querencia, sacando pases lucidos como dosantinas ligadas, cerrando con apretadas manoletinas. Haciendo la suerte suprema a recibir, dejó el acero en su totalidad, teniendo fuerte petición de oreja, misma que no le fue otorgada de manera inexplicable, siendo ovacionado, dando una vuelta al ruedo.
El quinto del festejo fue el número 68, “Alcachofo”, con 538 kilos, negro listón, bizco del izquierdo, al que bregó para fijarlo al engaño. Continuando con capa quitó lucidamente por Zapopinas. Comenzó por lo bajo con torería su faena con un toro noble al que le faltó un punto de fuerza, logrando pases por ambos lados que fueron del gusto del respetable, siendo mejores los estructurados por el izquierdo, intercalando muletazos cambiados por la espalda concluyendo con dosantinas y bernardinas. Casi media estocada, un golpe de descabello y un aviso, petición de oreja la cual no concedió el juez, ante el malestar del diestro aquicalidense.

PABLO AGUADO (Hueso y Oro)
El tercero del festejo fue el número 70, de nombre “Tabaquero” con 547 kilos acalambrado, un tanto descoordinado al que quitó Álvaro Lorenzo por chicuelinas con brevedad. Al ver la fuerza medida del astado, le hizo una faena suave, medida y sin exigencias. De estocada hasta las cintas concluyó para petición de apéndice que el juez ahora sí concedió para el sevillano.
El cierra plaza fue el herrado con el número 86, “Codicioso”, con 620 kilos, colorado, con el que estuvo breve con capa. Sarga en mano ante un toro no fácil realizó una buena faena de firmeza y entendimiento que tuvo calado en los tendidos. Dos pinchazos, media tendida y un golpe para silencio. ([email protected])