CDMX.- Adal Ramones afirma que para él era lógico, si quería volver a la TV, era aceptar una oferta de TV Azteca, luego de que notó falta de interés por parte de Televisa para incluirlo en proyectos.
Ramones, quien ayer tuvo su bienvenida en la televisora del Ajusco como conductor de “La Academia”, aseguró que desde hace tres años ya sentía no ser parte de Televisa, pues al acabar su exclusividad, solamente era llamado para apariciones ocasionales.
“Hace tres años que no estaba contemplado, tal vez porque no se acordaban de mí, no había un programa que se ajustara a mis deseos o porque lo que pedía no me lo podían pagar. Se juntaron el hambre y las ganas de comer y no tuvimos proyectos al aire.
“Tuve una plática emotiva con Alejandro Benítez (director de comercialización de talentos de Televisa), porque no creía lo que le estaba diciendo, pero le dije que no debía tomarlo por sorpresa, no estaba al aire desde hace tiempo y no había nada para mí. Ya no era empleado y tenía que pedir un gafete para entrar”, comentó Ramones.
El conductor añadió que durante su época de exclusividad, tuvo la inquietud de tomar otros proyectos, pero no le dieron permiso de hacerlos, de modo que pidió le cancelaran su exclusividad, aunque fue de los mejores pagados de la televisora mientras conducía “Otro Rollo”.
Ramones indicó que esta opción lo tiene entusiasmado porque no es restrictiva, ya que le permitirá aceptar participaciones en series estadounidenses, donde quiere reorientar su carrera.
“La vida es movimiento y yo no me había movido porque no había tenido la necesidad de hacerlo o estaba tranquilo sin tener programa. Tuve que firmar para convencerme de irme y no quedarme esperando”.
Y, pese a que “La Academia” aún no tiene una fecha fijada de estreno, Adal Ramones está contemplado para otro programa de Azteca en 2019, del cual se rehusó a dar detalles. (Staff/Agencia Reforma)