CDMX.- La unión y el amor son las mejores armas para encarar las dificultades de la vida, consideró Sofía Castro.
Y fueron esas dos herramientas las que usó para apapachar a su mamá Angélica Rivera tras el divorcio con Enrique Peña Nieto, luego de nueve años de matrimonio.
«Yo siempre la voy a apoyar, de ese tema (de la separación) no voy a hablar, lo único que les puedo decir es que mi mamá y toda mi familia tienen mi apoyo incondicional», afirmó Castro en entrevista, a su paso por la alfombra en la sesión acústica de los Latin Grammy.
Minutos después de que el ex presidente de México oficializara la separación, desde sus redes sociales Castro posteó un mensaje.
«Y la disculpa? Yo nomás digo.», escribió en Instagram.
Hoy, los rumbos de los involucrados tomaron caminos diferentes: Peña Nieto presume su nuevo amor con la modelo Tania Ruiz, con quien recientemente acudió a una boda en el Estado de México.
Mientras que Rivera retomará su carrera como actriz, luego de una década de ausencia.
Sofía sí habló de su propio romance, con el actor Juan Pablo Gil.
«Estoy muy contenta, la verdad agradecida por todo lo que me da la vida», sostuvo.
Y anunció que está por estrenarse la telenovela El Último Dragón, donde comparte créditos con Sebastián Rulli.
«Para mí, este personaje ha sido un reto muy importante, tanto en lo personal como en lo profesional.
«Está hecho con todo el cariño del mundo, con todas las ganas», dijo la hija del productor José Alberto «El Güero» Castro. (Froylán Escobar/Agencia Reforma)