Le canta Ramazzotti a la vida

CDMX.-El cantante italiano Eros Ramazzotti decidió que su nuevo disco “Hay Vida”, reuniera elementos que inspiraran a las personas con mensajes positivos.
Compuesto por 14 temas, el álbum, que salió ayer en todo el mundo, mantiene el sello característico de Ramazzotti, en donde las baladas románticas y el pop melódico parecen rugir como protesta ante los géneros de moda.
“Este disco es mi forma de adaptarme al nuevo mundo de la música, que va mucho de prisa con estilos que son fusión de otros géneros, como el reguetón y el rap.
“‘Hay Vida’ es la respuesta a ese mundo, que sí me gusta, aunque yo prefiero estar mirando hacia el pop y al pasado, pero sin perder una mirada profunda hacia el futuro”, puntualizó en entrevista el cantautor, de 55 años.
En la placa destacan las letras inspiradoras y reflexivas, en especial “Vale por Siempre”, que canta a dúo con la canadiense Alessia Cara, y “Por las Calles las Canciones”, junto al puertorriqueño Luis Fonsi.
“En mis últimos dos discos no hice duetos, me enfoqué más en cantar de forma individual, pero en esta ocasión decidí tener conmigo a unos artistas muy importantes.
“Alessia, que es muy talentosa, tiene mucha influencia en el mundo de los jóvenes, mientras que Fonsi tiene toda la experiencia del mundo y es alguien que sabe manejar muy bien el éxito”.
Agregó que el mensaje de su nueva producción es resaltar que hoy en día todo va muy rápido y la gente no se detiene a disfrutar.
“Desde mi último disco ‘Perfetto’ (2015) la industria ha cambiado mucho. Creo que ahora todo va muy de prisa. Eso provoca que no te goces nada y te pierdas de pronto entre la vorágine de cosas que te ofrecen.
“En el pasado esperabas con ansias un disco de tu artista favorito, lo comprabas y tardabas una hora en escucharlo. Ahora se lanzan discos cada milésima de segundo”, explicó.
Ramazzotti, con 37 años de trayectoria, en los que ya suma una veintena de discos grabados, ultima los detalles para su tour mundial, que podría llegar a México en abril o mayo del 2019. (Rodolfo G. Zubieta/Agencia Reforma)