Laura Flores dejó el país por violencia

Lorena Corpus / Agencia Reforma

MONTERREY, N.L.- Es un tema del que poco quiere hablar, porque la situación la llevó a irse del país. Laura Flores reveló que si hace años decidió dejar México es porque intentaron raptar a su hija.
La actriz, quien ahora tiene un contrato laboral con la cadena hispana Telemundo y recién se unió a la obra Hijas de su Madre en su gira por Estados Unidos, narró lo que implicó para ella dejar su patria.
“La razón por la que me fui a vivir a Estados Unidos, porque yo seguí con Televisa cinco años más, fue por la inseguridad. Te soy muy honesta”, expresó en entrevista telefónica desde San José, California.
“Me trataron de secuestrar a mi hija hace muchos años. Gracias a Dios no pasó, pero ese susto no me lo quitó nadie”.
Flores tomó así la decisión de irse de México, lo cual le fue difícil en muchos aspectos.
“Se me cerró el mundo de alguna manera, emocionalmente, dije: ‘qué horror dejar México’. Me sentía mal. La verdad es que ahora me siento muy bien, porque el destino me sonrió y Telemundo me ofreció un contrato bastante atractivo. Ahora me doy cuenta que puedo estar en México y en Estados Unidos a la vez, no es cerrarse puertas”, afirmó.
La también cantante no quiso abundar mucho en el tema del intento de secuestro contra su hija, porque, aclaró, pasó ya hace tiempo.
“¿Fue a tu hija María a quien intentaron secuestrar?”, se le cuestionó.
“Sí, pero hace muchos años. Es un tema del que no hablo. María tenía 10 años, ahora tiene 18, ya pasó”, respondió.
Flores radicó por unos años en San Antonio, Texas; después se fue a vivir a Miami tras conseguir el contrato laboral con la televisora hispana.
“Me ha ido bien y estoy segura de que el trabajo va a seguir. Yo lo decreto. Soy positiva, porque mientras haya trabajo, se está vigente”, señaló.
La actriz, quien ha realizado más de 30 telenovelas, ha hilado una producción tras otra en Telemundo, ya que formó parte del elenco de En Otra Piel, Reina de Corazones, ¿Quién Es Quién?, Señora Acero y La Fan.
“Mi casa en San Antonio, Texas, la compré a partir del episodio familiar, pero cuando llega el contrato de Telemundo, lo único que hice fue mudarme a Miami. Fue todo un tema”, recordó.
“Emocionalmente me costó mucho más trabajo eso (irse a Miami) que salirme de México cuando mis hijos estaban pequeños. Me costó más trabajo emocional porque tomar decisiones me cuesta mucho trabajo, soy una mujer muy emotiva”.
Flores aseguró que conserva muy buena relación con Televisa, porque cuando finiquitó su contrato con la televisora mexicana no tuvo problemas.
“Dejar mi casa, dejar Televisa, la cuna que me dio la vida artística y de pronto mudarme a otra empresa… me fui de Televisa con abrazos y besos, ni un tipo de tensión de ninguna especie. Terminó mi contrato, no lo quise renovar, te soy muy honesta, y acepté la propuesta de Telemundo”, explicó.
La actriz ahora se unió al elenco de la comedia Hijas de su Madre, que en su gira por Estados Unidos reúne a Consuelo Duval, Patricia Reyes Spíndola, Aylín Mujica y Adriana Fonseca, dirigidas por Gabriel Varela.
“La gira está empezando en Estados Unidos, llevamos seis días trabajados, será muy intensa, ahora mismo estamos en San José, California, luego en Stockton, Sacramento, Las Vegas, Fresno, Milwaukee, Chicago, Atlanta y Detroit. El 16 de septiembre nos vamos a presentar en Toronto, Canadá”, agregó.