Pierden viticultores un aproximado de 30 toneladas de producto, informó Ricardo Álvarez Jiménez, presidente del Consejo Estatal Agropecuario, esto, luego de una granizada registrada la semana pasada en los municipios de Cosío y Rincón de Romos, la cual fue de fuerte intensidad y causó daños que se estiman en 30 toneladas de uva.
Indicó que este fenómeno meteorológico afectó principalmente a cinco grandes ejidos: Ejido de las Arcas, Ejido de Cosío, Ejido de Rincón de Romos, Refugio de Providencia y Santa María de La Paz.
Álvarez Jiménez puntualizó que además de la pérdida de la cosecha del presente año, los viticultores enfrentan otra problemática: por el tipo de granizo que cayó –de grandes dimensiones–, algunos sarmientos también sufrieron daño, por lo cual también podría perderse la cosecha del próximo año; añadió que además de las afectaciones en los viñedos, también hubo pérdidas en plantíos de maíz, las cuales no han calculado hasta el momento.
Manifestó que ante lo acontecido, han sostenido comunicación con los representantes de la Delegación de la Sagarpa y la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial (Sedrae), para analizar la posibilidad de bajar recursos correspondientes al seguro de daños catastróficos; “tanto Manuel Alejandro (González) como Raúl (Landeros) están en la mejor disposición de ayudar a los productores y ver si se pueden aplicar los recursos”.
Para concluir, el presidente del Consejo Estatal Agropecuario lamentó que la granizada registrada a finales de la semana pasada haya ocasionado una fuerte afectación al sector primario en Aguascalientes, en particular a los viticultores, pues hubo pérdidas en distintas variedades de uva, tanto de mesa, como de vino e industrial.

¡Participa con tu opinión!