Saúl Alejandro Flores

Hace más de un año expuse a mis amables lectores, sobre el generar una visión distinta al implementar una gestión integral del agua, hemos hablado de transversalidad, respecto a que el agua tiene diversas perspectivas para ser abordada por tratarse de un recurso que está presente en todos los aspectos de la vida humana, pero aquí también es importante remarcar que el agua va más allá, recordarán que he cuestionado que la mayor amenaza y afectación que se ha dado a este recurso es la visión antropocéntrica, pues todo se basa en torno al ser humano, no en la vida misma, como debería ser en una gestión integral.

Por mi parte me atrevo a decir que el agua presenta ocho dimensiones cuatro físicas y cuatro conceptuales, las tres primeras, sabemos es que como materia o fluido tiene un alto, ancho y largo, desde el charco hasta la gota, o los grandes cuerpos de agua como océanos, se pueden fragmentar sin perder sus tres dimensiones. Luego aparece, la cuarta dimensión que es el tiempo.

A partir de esa cuarta dimensión se pueden diseñar las estrategias que no sólo brinden abasto, sino contribuyan a las políticas de saneamiento, recuperación, preservación, conservación y aprovechamiento de agua, es indispensable considerar el factor tiempo, porque conforme transcurre el tiempo miles de metros cúbicos de agua son usados y se agotan, si se quiere administrar y gestionar el agua con eficiencia y oportunidad se requiere considerar el tiempo para definir con certeza y precisión las acciones y estrategias.

De hecho, al elaborar un programa hídrico, ya sea sectorial o sólo un programa de acciones es inminente considerar el tiempo, tal es así que se establecen metas para un tiempo determinado, sean anuales, trianuales o sexenales, igual en los ejercicios de carácter prospectivo al establecerse los escenarios anhelados y tendenciales, así como la categorización de corto, mediano y largo plazo. Igual en los programas operativos anuales, con sus correspondientes cortes trimestrales o cuatrimestrales según se haya decidido.

No puedo dejar pasar otro factor en que se hace presente la dimensión del tiempo, es en el ciclo del agua, al hablar de dicho ciclo no se puede concebir como algo atemporal, el ciclo tiene etapas, fases y obedece a tiempos, el agua es un eslabón biológico de eso no cabe duda, como podrá verse el tiempo y la vida van asociados.

Al tiempo se le puede adicionar la dimensión biológica, es decir, sería la quinta dimensión, puesto que es indudable que la vida va asociada a la presencia de agua, al momento de aparecer el agua comienza a detonarse las condiciones y luego las formas primitivas de vida, mismas que evolucionaron hasta lo que conocemos, como ven aquí vuelve a aparecer el tiempo con las otras tres dimensiones del agua, también con el transcurso del tiempo se hace presente la reducción de formas de vida, ya que con el tiempo también se reduce la disponibilidad y baja la calidad del agua, inevitablemente la vida actualmente se ve afectada hasta los bordes de la extinción o desaparición de especies vivientes.

La dimensión biológica puede verse ajena a lo conceptual, podría decirse que es físico o material, pero a diferencia de las gotas o el agua que podemos tomar con las manos o un recipiente, la vida no la podemos almacenar, la vida va más allá de las propias formas de vida, es un universo por así llamarle enorme, casi incalculable, miles de especies vegetales, insectos, animales y hongos. La vida, insisto, va más allá de una sola forma de vida, por así decirlo, como se ha incurrido en concebirla desde la visión antropocéntrica, por ello me atrevo a enviarla a una categoría de dimensión conceptual igual que el tiempo, la vida en sí no tiene ancho, largo, ni alto, aunque las formas de vida sí puedan tener esa cualidad.

En este sentido, complementariamente tenemos la sexta dimensión, que es el carácter transversal, porque incide en diversos aspectos de nuestra vida cotidiana, el agua es naturaleza, medio ambiente, servicios, economía, salud, vida, veamos en nuestra vida cuántos aspectos cubre el agua, nuestros alimentos, los objetos manufacturados requieren agua, desde la limpieza e higiene hasta los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento, la gestión y administración del agua. En sí, el agua está en objetos animados e inanimados.

La séptima dimensión queda comprendida en lo que se denomina: huella hídrica y agua virtual. La huella hídrica es agua que no vemos pero sabemos que se consume, cualquier producto lleva implícito el consumo de determinado volumen de agua, por ejemplo, recordarán que para producir un par de zapatos se requieren aproximadamente dependiendo del proceso y tipo de animal 30 mil litros de agua, por ejemplo, ahora imaginen el alto consumo si no hay eficiencia o empleo de tecnología de ahorro en el uso y consumo del vital líquido. En cuanto al comercio de agua virtual recordarán que hay productos que se consumen y que fueron manufacturados o elaborados con agua del país o local, y si esos productos se exportan estaríamos hablando de agua virtual contenida en esos productos que se exportan; pero si son elaborados en otro país estamos ante una agua virtual importada. Recapitulando la huella hídrica incluye el agua azul (procedente de lluvia), verde (la de cuerpos superficiales y subterráneos) y gris (agua residual tratada).

Por último, tenemos la octava dimensión que es la energética, el agua como energía, desde la antigua Grecia con la máquina de Arquímedes, pasando por otras tantas, la máquina de Robert Fulton o de Sthepenson y otros más, así como la propia naturaleza con los geisers, es obvio que el agua es una fuente de energía alternativa no contaminante, sin embargo, el potencial del agua ha sido estudiado pero no implementado del todo como una fuente de energía alternativa y esa es otra dimensión que debe considerarse para una adecuada y eficaz gestión del agua y por supuesto para ser implementada en el marco de una política hídrica. Por lo tanto, estas son acciones y visiones que pueden contribuir a que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com twitter: @saul_saalflo

 

¡Participa con tu opinión!