Para no dejar lugar a dudas, el gobernador Martín Orozco Sandoval volvió a detallar que la Guardia Nacional (GN) no ha logrado embonar en el esquema de seguridad pública estatal, por lo que si el Presidente de la República quiere que se mejoren las condiciones de resguardo ciudadano tiene que haber un mayor esfuerzo de la Federación.

Igualmente, presentó el Plan Estratégico 2045, con el cual se pretende un crecimiento ordenado y justificable de la entidad, dándole el espacio correspondiente a cada acción y mirando que encuadre en el compuesto social, lo que en teoría es realizable.

Sobre el primer punto, el mandatario precisó que en materia de coordinación hay un trato muy estrecho con el Ejército Nacional, que tiene una participación directa en las tareas encomendadas a los cuerpos policíacos, por lo que junto con la ministerial, estatal y municipales se ha logrado mantener a raya a la delincuencia, por consiguiente Aguascalientes no se da por aludido a los comentarios que ha emitido el presidente Andrés Manuel López Obrador, de que hay estados que no cumplen con los estándares de seguridad.

Desde el punto de vista de Orozco Sandoval, la labor de la GN es sólo presencial, debido a que “no trae equipo, no trae nada, falta mucho para que se definan bien sus funciones y su trabajo”, situación que será planteada en la reunión del Consejo Nacional de Seguridad que tendrá lugar el día 18 del mes en curso, a la que han sido convocados todos los gobernadores y que tendrá la participación del titular del Poder Ejecutivo federal.

En lo que corresponde a la Coordinación de Seguridad estatal dijo que las sesiones son cada jueves, en donde se da a conocer los trabajos que se han desarrollado, sus resultados y lo que deberá cumplirse en la siguiente semana, además, MOS precisó que se reúne cada tres o cuatro semanas con el comandante de la XIV Zona Militar, para “analizar lo que ha sucedido y lo que podría suceder, los riesgos y los resultados”.

Celebró el trabajo que llevan a cabo los policías ministeriales y estatales, al haber logrado decomisos y aprehensiones importantes y si hubiera alguna duda puede hacerse un comparativo con otras corporaciones, pudiéndose demostrar que hay una labor permanente y un gran esfuerzo, lo que da resultados tangibles, porque “las cosas no se hacen al vapor sino que todos los operativos son primero analizados, investigados, planeados y posteriormente consumados”, lo que ha permitido asestar duros golpes a la delincuencia.

En relación con el Plan Estratégico 2045, dijo que el propósito es “convertir a Aguascalientes en el mejor lugar para vivir”, en el que exista la confianza del acceso universal a todos los niveles educativos, consolidar a la entidad como un lugar atractivo para la inversión y ser un centro de logística multimodal, en el que se tenga el principal centro de desarrollo para la cuarta revolución industrial de América Latina, donde quede erradicada la corrupción, la impunidad y la incidencia delictiva.

Para la creación del citado Plan se tuvo la participación de la sociedad, de instituciones y de diferentes áreas de gobierno, que mediante 28 mesas se resumieron los proyectos que deben tener impactos positivos a largo plazo.

La cuestión radica en que este tipo de planes es lo anhelado, lo que todo mundo idealiza y en el que se vacía aquello que la sociedad espera que ocurra, pero con el paso de los años hay cambios que echan por la borda esos empeños, señalamiento que tiene como sustento lo determinado a principios de la década de los 80 del siglo pasado, cuando se presentó el Atlas del Municipio de Aguascalientes con miras al año 2025, en el que se impedía el crecimiento de la ciudad capital más allá del Río de Pirules o San Pedro, al considerarse como una zona natural para la recarga hidrológica, pero al poco tiempo se autorizó un fraccionamiento residencial, luego vino otro y así sucesivamente, por lo que los sembradíos que poblaban la parte poniente hoy son una plancha de asfalto que lógicamente impide que las aguas pluviales vayan al subsuelo, y por el contrario, se extrae para las necesidades de los residentes.

Lo único que podría llevar a buen puerto de lo anunciado, es que el comité ciudadano que se integró para vigilar el cumplimiento de cada acuerdo, es que tenga la autoridad suficiente para frenar cualquier intento de los próximos gobernantes, legisladores y regidores, de alterar el procedimiento.

COMO EL COHETERO

Una regla no escrita es que todo aquel que se encarga de revisar y dictaminar las cuentas de los demás es despreciado, denostado, vilipendiado, por los exhibidos, que no admiten que les señalen los errores, omisiones y hasta sus tranzas.

Es lo que sucede con el Órgano Superior de Fiscalización, que los últimos días ha dado de que hablar ante las revelaciones de que dependencias estatales y municipales, instituciones educativas y entes descentralizados, entre otros, tienen mucho que explicar sobre el uso y destino de los recursos públicos a su cargo, pero sobre todo comprobar cada peso que recibieron.

Para la alcaldesa de la capital, María Teresa Jiménez, dicho Órgano “debería estar integrado por personas que realmente sepan revisar las cuentas públicas”, que esté integrado por “técnicos responsables, especializados y objetivos”.

Atrás de esta protesta hay un mensaje cifrado, un “se cuáles son los hilos que te mueven”. Es sabido que el citado cuerpo de fiscalización se integra con propuestas de diputados y partidos políticos, por lo que algunos de sus miembros utilizan la información y los resultados para golpetear.

Por ello la exigencia de la presidenta municipal: “No pido que me ayuden, sólo que sean objetivos, porque cada una de las cuentas deben ser revisadas con punto y coma, tal y como se ha hecho en cada uno de los años anteriores”.

De cualquier manera, se comprometió a que este mismo mes serán atendidas las observaciones que le hicieron a las cuentas públicas, por lo que “cumpliremos en tiempo y forma”, sin dejar de reiterar que no se ha incurrido en algún delito, “pues sólo falta documentación y prácticamente se refiere al impuesto predial y sus descuentos”.

Asimismo, de las observaciones que recibió la Benemérita Universidad Autónoma de Aguascalientes de la Secretaría de Hacienda “serán solventadas en tiempo y forma”, declaró el rector Francisco Javier Avelar González, tras descartar que exista daño patrimonial contra la institución. Lo que hay son errores administrativos y problemas en la ejecución de algunas obras.

Reconoció que hubo que cubrir una multa de 300 mil pesos ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) debido a un descuido al momento de pagar los impuestos, error atribuible a la Dirección de Finanzas al tardar con el informe del registro y el pago de gravámenes.

También se tuvo una observación por 700 mil pesos, correspondiente a unos plafones que debieron estar instalados en el edificio de la infoteca, pero por detalles del proceso constructivo se consideró que era necesario retirarlos para no exponerlos, por lo que, cuando se practicó la auditoría y al encontrarse resguardados y no donde correspondían, fueron sujetos de la supuesta irregularidad.

González Avelar sostuvo que le dejaron las observaciones “que presumiblemente representan daño patrimonial y estamos en proceso de seguirla solventando, en el caso de la multa de 300 mil pesos ante el SAT ya fue pagada, lo que significó una erogación mayor y será la Contraloría quien proceda conforme a la ley para deslindar responsabilidades, pero estamos trabajando para solventar todas las observaciones”, puntualizó.

González Avelar no se recargó en supuestos errores de los auditores, simplemente aceptó que hubo traspiés internos por lo que se tuvo que pagar una sanción y aclarar las demás en espera que las explicaciones sean aceptadas para dar por cerrado este capítulo.

CLAROSCURO

Las metas a que se comprometió el presidente Manuel Andrés López Obrador para su primer año de gobierno quedaron a medias, porque aún cuando logró insertar apoyos a grupos vulnerables, quedó a deber en materia de seguridad y economía, que le motivó a pedir otros doce meses para alcanzar esos fines.

La respuesta no pudo ser más áspera, ya que el mismo día en que rindió su informe (cuarto en lo que del sexenio) fue el más violento del año, con 127 homicidios, y con un sumatorio del uno de diciembre de 2018 al 30 de noviembre de 2019 de 15 mil 225 ejecutados, presuntamente vinculados al crimen organizado (12,903 hombres, 1,331 mujeres y 991 no especificados, según la Agencia Reforma).

Ante esa realidad, el mandatario solicitó un año para consolidar sus proyectos y asegurarse que sus opositores no puedan revertirlos: “¿Cuánto tiempo necesitamos para consolidar la obra de transformación. Pienso que un año más, es decir, en diciembre de 2020 ya estarán establecidas las bases para la construcción de una patria nueva. Estoy seguro de que cuando cumplamos dos años de gobierno, los conservadores ya no podrán revertir los cambios”.

Razonó que en ese escenario será difícil que “los conservadores” regresen a la corrupción, la condonación de impuestos, los fraudes electorales, el abandono a los jóvenes, el racismo, el desprecio a los pobres y la estrategia de seguridad de “mátelos en caliente”.

Al mismo tiempo que era vitoreado por casi 100 mil asistentes al mitin-informe, decenas de miles de ciudadanos se manifestaban en 36 ciudades del país en contra de sus políticas económicas y de seguridad, a los que López Obrador calificó de militantes “disfrazados de ciudadanos”, sin especificar cuál es la diferencia entre militantes y ciudadanos puesto que la ciudadanía es única, con o sin participación político-partidista.

De cualquier manera, consideró que la asistencia de algunas figuras del PAN y PRD exhiben los rostros de quienes, supuso, están atrás de las protestas, “yo lo veo bien, además, lo hemos dicho varias veces, primero estamos construyendo una auténtica democracia, no una dictadura. Segundo, y está quedando demostrado, cada vez más, que existe el conservadurismo, en lo político y en el pensamiento. Creo que desde el principio eran militantes disfrazados de ciudadanos o simpatizantes de los partidos conservadores y ahora se está aclarando más, se están quitando la máscara, entonces es evidente por donde se manifiestan, qué estados, bueno, participan dirigentes de partidos”.

También se refirió al Premio Nobel, Mario Vargas Llosa, que el 29 de noviembre señaló que ve mal a México: “Me temo muchísimo que el populismo que parece la ideología del actual presidente de México, nos conduzca otra vez a la dictadura perfecta”. En respuesta, AMLO expresó: “Sí a la pluralidad, a la oposición, al derecho de disentir, a la discrepancia, es circunstancial a la democracia, desde luego a la prensa libre que diga todo. Si viene Vargas Llosa a decir que ya estamos a punto de regresar a la dictadura perfecta, es libre, tiene todo su derecho de expresarse y manifestarse”, al mismo tiempo descartó aplicar el Artículo 33 Constitucional que prohíbe a los extranjeros “inmiscuirse en los asuntos políticos del país”.

Mientras crece el número de ejecuciones en varios estados, reflejo que el crimen organizado sigue por encima de las fuerzas de seguridad, el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, aseguró que, visto desde afuera, México es un paraíso: “México de veras es un paraíso visto desde afuera, muchas veces no valoramos lo que tenemos. Sí tú ves el mapa en el mundo, compañías como Iberdrola y las que yo recibo, ven a México mucho mejor que a otros países hoy”.

No obstante, reconoció que el país tiene retos y problemas que calificó de serios, “tenemos retos, estoy comparando, no estoy diciendo que no tenemos problemas, y serios y delicados y  tristes, no estoy diciendo eso. Tenemos problemas serios y tenemos que ganarnos la confianza de muchos mexicanos, cada día más, claro que tenemos retos, por eso estamos aquí  trabajando”.

Esa confianza de la que habla Alfonso Romo no se gana golpeando al supuesto adversario político, como ha sido la constante durante los últimos doce meses. Diversos sectores demandan que el Presidente abrace el papel del cargo que desempeña y no el de un candidato en campaña. Le recuerdan que es Presidente de todos los mexicanos, de los que votaron por él y quienes lo hicieron por otra opción, pero lejos de escuchar esas voces, López Obrador abre nuevos frentes, como el anuncio que hizo de “¿Quién es quién?” en materia de seguridad, con el que pretende poner en evidencia a los gobernadores y alcaldes que no cumplen las normas en esa materia.

“Vamos a dar a conocer la información que tenemos sobre las asistencias a las reuniones de coordinación. Y es lamentable que donde no participan tenemos altos índices de violencia, de inseguridad”, lo que significa que les exige imitar las reuniones diarias que encabeza en Palacio Nacional a las seis de la mañana, lo que pueden o no llevar a cabo los gobernadores y presidentes municipales, en apego a su autonomía.

24 MUERTOS EN VU

El número de fallecidos por el ataque al poblado de Villa Unión, Coahuila, que tuvo lugar el pasado 30 de noviembre, llegó a 24, tras que se encontró el cuerpo de un civil armado, que presumiblemente era parte del Cártel de Noreste.

El cadáver del presunto sicario se localizó en una brecha conocida como El Coyote, por lo que ya son 17 los agresores abatidos. Durante el enfrentamiento murieron 4 policías estatales y dos civiles, además fueron aprehendidos 10 probables agresores cuyas edades fluctúan entre 18 y 20 años y se liberaron a tres menores y dos adultos privados de la libertad. También se aseguraron 21 armas calibre .223, seis Barret calibre .50, equipo táctico como cascos, cargadores, poncha-llantas y cartuchos de diversos calibres.

Dos de los civiles ejecutados serían un adulto y un menor de edad que fueron plagiados por el grupo criminal, conjeturalmente para que los orientaran en su huida, además se reportó el mismo sábado 30 que fueron plagiados otros cuatro menores que más tarde fueron hallados con vida.

La presencia del grupo, compuesto por cerca de 70 sujetos a bordo de varias camionetas, fue a la misma hora en que el gobernador Miguel Riquelme emitía su segundo informe de labores y en la fecha previa para que rindiera protesta el nuevo comandante de la XI Región Militar, general Francisco Ortega Luna, que abarca Coahuila, Chihuahua y Durango.

La osadía de la delincuencia organizada no tiene límites, pero esta vez fueron más allá, porque Villa Unión es un lugar pequeño, con un mínimo de problemas y tan es así que era resguardada por diez policías, de los cuales a raíz de estos hechos renunciaron cuatro, entre ellos el director. A partir del día 2 quedó resguardada de manera permanente por 36 elementos de la Guardia Nacional y en las cercanías a este municipio se ubicó un pelotón de policías estatales.

SENADORES OMISOS

“Vengo a acusar a todos los senadores de haber desertado de su obligación, que es la protección de la vida. Nos han fallado…nos han fallado”, señaló Julián LeBarón, familiar de las tres madres de familia y seis menores de edad asesinados el pasado 4 de noviembre en los límites de Sonora y Chihuahua, por un presunto grupo del crimen organizado.

En la reunión que tuvo lugar en el Senado, a la que fueron invitados los 128 integrantes y sólo asistieron Josefina Vázquez y Cecilia Márquez (PAN) y Lilly Téllez (Morena), además del independiente Emilio Álvarez, quien fue el convocante, los hermanos LeBarón, Adrián y Julián, hicieron fuertes señalamientos a los legisladores por su falta de capacidad de estar al día de los asuntos y problemas que viven los mexicanos.

Julián pidió a los mexicanos a fusionarse y levantarse contra la delincuencia, además incriminó a los senadores “de haber desertado de su obligación, que es la protección a la vida. Nos han fallado, nos han fallado. Demandó a legisladores y ciudadanos en general a que “por favor, sientan la sangre de los muertos, que reclaman nuestra apatía y nuestra indiferencia (…), las víctimas de la violencia en México también reclaman nuestra debilidad, nuestra cobardía y nuestra traición”.

Por su parte, Adrián manifestó: “Quiero un mundo donde los huerfanitos de mi hermana puedan vivir y regresar, y sentirse seguros en México otra vez” y si pidió que Estados Unidos colabore para perseguir a los asesinos es porque ella es tan estadounidense como mexicana.

Después del encuentro que la familia LeBarón sostuvo con el presidente López Obrador, se dijeron optimistas por el reporte que recibieron de las investigaciones, aunque “está a medias y no nos vamos a meter”, dijo Adrián.

En la entrevista que concedió a Reforma, Julián afirmó que la comunidad confía en las investigaciones del gobierno, pero exigen pruebas reales sobre el caso. Para el grupo de mormones que radican en comunidades de Sonora y Chihuahua, la estrategia de seguridad ha sido un fracaso, no obstante la solución no está en las autoridades, sino en la unidad de los ciudadanos para defender la vida. “Justicia no vamos a tener. La pérdida es irreparable, no hay forma de reparar el daño. Lo que nos da consuelo, lo que nos ayuda a seguir adelante, es lo que podemos hacer en el presente para proteger a nuestros familiares. La única forma es la unidad, entre mexicanos, la unidad ciudadana”, apuntó.

Un mensaje para las autoridades no lo hay, sostuvo Julián, “la verdad que yo no tengo mensaje para las autoridades, porque siento que han sido un fracaso. El mensaje de nosotros es hacia los ciudadanos, esto es un reflejo de la responsabilidad que no hemos asumido. Si queremos que nuestros hijos vivan en espacios libres de criminales que quitan la vida, que secuestran, nosotros tenemos que asumir la responsabilidad”.

Subrayó que llamó desertores a los senadores “porque han muerto 300 mil mexicanos en estos años, y mueren 100 todos los días. El poder público, su primera obligación es defender la vida. Si no están cumpliendo con eso, todos los programas sociales, y todas las otras riñas que tienen, son cosas insignificantes, y se les debería retirar el pago y el poder”.

Por otra parte, el gobierno federal presentó a dos presuntos miembros del Cártel del Noroeste a los que les imputa haber participado en la masacre, identificados por sus allegados como Manuel y Mario Hernández, quienes defienden su inocencia. Dijeron que las autoridades los tomaron como “chivos expiatorios”, en lo que coinciden otras personas ya que fue sumamente extraño que un día antes de la reunión de AMLO con los LeBarón ya tuviera dos implicados.

Dijeron tener las pruebas necesarias que acredita que cuando sucedió la agresión ellos estaban en otro lugar, por lo que esperan que la Fiscalía General de la República (FGR) los deje en libertad.

FRENO EDUCATIVO

Los mismos lamentos se escuchan cada vez que se conoce el bajo rendimiento de los estudiantes mexicanos en lectura, matemáticas y ciencias, aunque ahora se adereza con los adjetivos de moda “corrupción, pésima equidad y el huachicol educativo”.

De acuerdo a la prueba PISA 2018, elaborada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el provecho de los alumnos mexicanos en las tres materias se mantuvo prácticamente igual que en los últimos 12 años, lo que para el actual secretario de Educación Pública (SEP), Esteban Barragán, es síntoma de la corrupción en temas magisteriales y el permanente conflicto magisterial.

La venta de plazas fue uno de los factores que pudo perjudicar, lo mismo que la corrupción en dependencias de la SEP en lo que denominó el “huachicol educativo”, sin embargo se mostró optimista ya que, según dijo, en Oaxaca se terminará el año escolar completo, lo que no sucedía desde hace 35 años.

Esa confianza no lo comparte Emiliana Vega, codirectora del Centro de Evaluación Universal del Instituto Brookings y especialista en temas educativos de Latinoamérica y El Caribe, al expresar su preocupación de algunas cosas que suceden en la educación de México, como la desaparición del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) que dispuso el gobierno de López Obrador, lo que significa la pérdida de un órgano con mayor autonomía que podía ayudar a guiar al gobierno, “que me esté diciendo que no voy bien, entonces tengo que hacer algo”, además “no se puede esperar del docente que esté ahí, que trabaje duro, que realmente logre que los alumnos aprendan si no le dan las herramientas y los recursos para poderlo lograr”.