El jefe del Departamento de Emergencias Médicas del ISSEA, Josué Nephtaly Puentes Vázquez, advirtió que los accidentes en temporada de lluvia llegan a incrementarse de un 8 a un 17%.

Los principales accidentes que se presentan en esta temporada se deben a la presencia de agua en lugares que generalmente no había y son caídas de la propia altura, electrocuciones y choques por alcance en donde se involucran autos, motos y ciclistas.

En cuanto a los accidentes viales, su ocurrencia se debe principalmente al exceso de velocidad, a la mezcla de alcohol con el volante y al uso de distractores como el celular; comentó que si a esto agregamos condiciones adversas en la temporada de lluvias como baches o encharcamientos, se convierte un periodo donde debemos extremar precauciones.

“Es necesario realizar revisiones mecánicas del vehículo, sobre todo llantas y frenos, bajar aún más la velocidad, limpiar espejos y revisar desempañantes del vehículo de manera constante”.

Pero sobre todo, agregó, es de vital importancia el uso del cinturón de seguridad para todos los ocupantes del vehículo, casco de seguridad para motociclistas, silla porta infantes para los menores y respetar las señales de tránsito.

Puso a disposición de toda la población el número único de emergencias 911 para atender cualquier contingencia que se presente, además de invitar a la gente a hacer buen uso de este número telefónico.

Finalmente, citó que en el Departamento de Emergencias Médicas del Instituto, se ha brindado hasta 130 servicios en un día lluvioso, lo que pone en evidente la importancia de extremar precauciones en temporada pluvial.