Alejandro Comte Villalobos IMG_0610Una boca sucia puede ocasionar la muerte; no lavarse los dientes o no hacerlo correctamente podrían incluso ser la causa de dicho padecimiento cardiaco, advirtió el ex presidente del Colegio de Dentistas, Alejandro Comte Villalobos.

El odontólogo explica que cuando en el organismo tenemos presente una infección que dura más de tres días, en las encías se empieza a producir una sustancia llamada proteína C, que afecta los capilares cardiacos; “a más cantidad de proteína C circulando, más riesgo hay de que se presente una isquemia cardiaca”.

Es muy común que las personas anden con la encía inflamada, una afección llamada gingivitis, la cual tiene su origen en la mala higiene bucal de las personas; “cuando la higiene se lleva mal, la encía se va inflamar, y si dura mucho tiempo, va elevar los niveles de la proteína C”.

Datos que fueron descubiertos por la Asociación Cardiológica Americana, según conoce Comte Villalobos; “ellos tienen mucho tiempo estudiando acerca del origen de las cardiopatías y descubrieron que un muy alto índice de individuos afectados tienen en su sangre circulando la proteína C; y por otro lado, investigadores de odontología descubrieron que la inflamación de encía produce la proteína C, éste es el factor que eleva el riesgo de la afección cardiaca”.

Los infartos son multifactoriales, comenta el doctor, desajustes metabólicos, estrés, lípidos altos; la presencia de este factor incide en los infartos que sufren aguascalentenses y personas de todo el mundo.

Para evitar que sean problemas bucales los que provoquen esta afección, Comte Villalobos recomienda mantener la boca limpia, ello quiere decir que los dientes deben ser cepillados de forma correcta; “no hay quien nos enseñe a cepillar los dientes, más que los comerciales que había hace tiempo”; lo mejor es ir con el dentista, usar hilo dental por lo menos una vez al día; las veces que ensuciemos la boca, son las veces que debemos lavarla, es decir, si comemos cinco veces al día, son las mismas que debemos cepillarnos los dientes”.

¡Participa con tu opinión!