A lo largo de trescientos años, desde de la fundación de la Villa de Aguascalientes hasta principios del Siglo XX, se construyeron en un mundo subterráneo más de diez kilómetros de sistemas de túneles, acueductos, acequias, desagües, cuartos o bodegas que permitieron el funcionamiento de esta capital a través del tiempo, por lo que ahora se ha reavivado el interés ciudadano de rescatar esta infraestructura y turistear por ellas.

Para avanzar en esta aspiración turística, histórica y cultural, similar a la que se puede disfrutar en el municipio de Asientos, el investigador José Alberto Campos Guzmán, de la Fundación Amigos de la Historia, acaba de iniciar un estudio científico sobre todos los conductos subterráneos del Ayuntamiento de Aguascalientes, desde el aspecto bibliográfico hasta la exploración física.

Sorpresa bajo tierra

Con el reciente hallazgo de una acequia de agua que fluye por debajo de la Glorieta de La Purísima, El Heraldo de Aguascalientes se encaminó al lugar para conocer físicamente ese acueducto y drenaje localizado a 4.5 metros de la superficie; éste presenta un deterioro en su construcción original, la cual está siendo reforzada dentro de los trabajos de remodelación de esa zona.

La red subterránea de túneles proviene de diferentes tiempos y cuenta con distintas funciones, donde Agustín R. González en su libro publicado en el año de 1880, menciona algunos espacios misteriosos debajo del Templo de La Merced, el cual hoy en día se halla en proceso de investigación.

Otro documento denominado “Viajeros”, escrito en inglés y editado en 1990, menciona a Aguascalientes como la ciudad subterránea o perforada, en donde había laberintos y se desconocía su razón de ser.

Acequia o acueducto de la Glorieta La Purísima

En lo referente a la Glorieta y el Templo de la Purísima, se sabe que fue una obra de Refugio Reyes, quien también fue director de Obra Pública Municipal y Estatal en su época, y creó un sistema de drenajes antiguos como el encontrado debajo del Templo de San Antonio, construido a base de ladrillo.

El investigador José Alberto Campos Guzmán, quien acaba de iniciar una maestría de conservación y restauración del patrimonio edificado, informó que existe otra red parecida al drenaje debajo de San Antonio en la Biblioteca Central de Tres Centurias, con paredes de ladrillo y un techo abovedado de piedra.

“La función del túnel de la Biblioteca de Tres Centurias era trasladar el agua desde el manantial de Ojocaliente hasta los talleres ferrocarrileros para lavar las máquinas y las herramientas, y en especial iba hacia la casa de la Luz y Fuerza para generar energía eléctrica”.

Existen otros túneles antiguos como el acueducto del Cedazo, el cual dotaba de agua potable a las huertas de La Salud, de El Encino y llegaban hasta la fuente Del Obrador, afuera del periódico El Heraldo, donde podía ser consumida por la población.

Otro sistema subterráneo eran las acequias de poca profundidad que venía desde el INDECO de Santa Anita e iba a la Presa de la Santa Cruz o de La Primavera, y ahí dotaba el agua a los barrios de Guadalupe y de San Marcos.

Los túneles originales

Los túneles originales provienen de la época de la Colonia y la única constancia escrita de la existencia de estos espacios data de los tiempos de Matías de la Mota y Padilla, quien fue alcalde de Aguascalientes en 1770, cuando comenzaron a trabajar las redes subterráneas.

Sin embargo, hay túneles todavía más antiguos que datan desde la Fundación de la Villa de Aguascalientes, los cuales son los que conectan a la Catedral y los templos de La Merced, San Diego, San Juan Nepomuceno y San José, y posteriormente se sumó el Templo de San Marcos.

Es una red interconectada que se desconoce aún con particularidad su uso; se especula que eran espacios de escape, donde si había ataques de bandoleros o chichimecos, se pasaban de las casas a los templos y viceversa. Incluso se usaron en tiempos de la Guerra Cristera.

También hay cuartos subterráneos que se utilizaban para almacenar las propiedades y salvaguardarlas de los ataques. Otras de las estructuras subterráneas eran los sistemas de baños tradicionales, ya que se han encontrado pozos y norias.

Historia de Juan Chávez

De acuerdo al investigador José Alberto Campos Guzmán, el bandolero Juan Chávez no construyó los túneles, pero sí conocía y utilizaba estos sistemas para escapar tras cometer sus robos. Cuando él incendió una parte de El Parián tras sacar el botín hurtado, la gente no supo por dónde llegó y se marchó, pero se especula que entró y salió por un túnel; esto sucedió un 13 de abril de 1863.

Mitos y realidades

La red subterránea no llega ni al Cerro del Picacho ni al Cerro de los Gallos. Se han hecho pruebas de escarbar y resulta complicadísimo ese proceso. La hipótesis es que la gente confundía tramos de túneles en diferentes espacios y lo creían como uno solo.

Cerca de la Hacienda de Canteras existe una serie de túneles, los cuales fueron tapados, hay otros en la Hacienda de Peñuelas, así como en el Barrio de la Salud, que en su tiempo pasado se creyó que estaban interconectados y eso en la practicidad es imposible.

Recuperación turística de esta red subterránea

Muchas de las entradas a los túneles fueron cerradas gradualmente por los mismos ciudadanos para cuidar a sus hijos, así como por las mismas autoridades que los destruyeron cuando se construyó el actual centro comercial El Parián, cuyo túnel estaba a la altura del tercer estacionamiento. Y otro se ubicaba por la Plaza de la Patria, que se destruyó cuando se edificó el paso a desnivel de 5 de Mayo.

Se necesita realizar primero un estudio de Geo-radar, con el fin de detectar los espacios factibles de rescate y transformarlos en algo turístico para la ciudadanía, y estas acciones requieren una coordinación interinstitucional.

Uno de los espacios factibles de rescate turístico se encuentra en el trayecto del Instituto Cultural de Aguascalientes al templo de La Merced, en donde existen varios subterráneos.

Habrá que esperar las acciones pertinentes para que un día sea una realidad un recorrido turístico subterráneo en el municipio de Aguascalientes.