Desde que el mexicano tiene uso de razón sabe a que círculo social y económico pertenece y cuál debe de ser su comportamiento con los demás, por lo que no le resulta ajeno que alguien le recuerde que está en el lugar equivocado, sin embargo se aferra a que bajo las leyes divinas y terrenas todos los seres  humanos son iguales, por lo que puede estar al lado de quien sea, pese que en algún momento puedan sufrir un desaire.

En la Feria de San Marcos es muy marcada la división de clases sociales, tan es así que hay sitios donde la ley anti-tabaco se la pasan por el arco del triunfo, ya que los legisladores a la hora de que armaron y aprobaron la Ley General para el Control del Tabaco definieron que sólo operaría en lugares cerrados, por lo que hacerlo en las corridas de toros es parte de la costumbre, como también en el palenque, no obstante que es un lugar cerrado. En la plaza de toros es una distinción tener un puro en la boca o en la mano y portar la boina vasca, lo que obliga a quien esté cerca a inhalar el humo, que por cierto es más penetrante que el cigarro.

En tanto, fumar durante las peleas de gallos y la presentación de las artistas es común en el palenque, por lo que el que no tenga ese hábito no le queda otra opción que echarse una serie de bocanadas durante varias horas, aunque lo que más le molesta es que la ropa le queda impregnada de ese olor tan característico.

Lo contrario sucede en los restaurantes, bares, cantinas, cervecerías y centros de baile, a quienes los revisores del sector salud los traen bien vigilados, por lo que en cuanto detectan que alguien está fumando en un área no permitida de inmediato levantan la infracción, lo que puede llegar a la clausura del negocio y que de suceder es un paso fatal para el empresario, ya que dos o tres días que esté cerrado le significa una pérdida de varios miles de pesos, aparte de los que tuvo que pagar para reabrir.

En una extensión tan vasta como lo es el espacio ferial, se observa las diferencias de las clases sociales, ya que en unas se puede actuar sin complicación alguna, porque ni modo que se pueda clausurar la plaza de toros o el palenque por esos hechos, por lo que “si lo haces ni me entero”.

El reverso ocurre en los demás lugares, de lo que hasta se publicita que fueron clausurados varios lugares por no respetar la ley, procedimiento que se hace con el apoyo de la policía, por lo que numerosas personas se dan cuenta del operativo y de cómo fueron expulsados los parroquianos para enseguida colocar los sellos de clausura.

Hace tiempo un diputado quiso pasar a la historia, al exigir que la legislación anti-tabaco se aplicara sin diferencia alguna, pero de inmediato los defensores de la fiesta brava y las  peleas de gallos señalaron que hacerlo sería atentar contra las tradiciones, además de que esto alejaría al turismo y sería un golpe a los festejos de primavera. A final de cuentas quedó en un intento de democratizar la Feria, por lo que sigue esa separación de lo que sí pueden y los que no pueden transgredir la legislación, que sirve como marco para recordar que los ciudadanos pueden desenvolverse de acuerdo a la escala social y económica que ocupen.

SE AFERRA

Podría suponerse que es demasiado el interés que tiene por servir a sus compañeros y por eso regresará a la secretaría general de la Sección Uno del SNTE, en julio próximo, pero lo único que hace Mario Armando Valdés Herrera es retrasar la solución de los diversos problemas que aquejan al magisterio.

Su postulación como candidato a diputado por el Distrito XIV local lo empujó a solicitar licencia en el cargo que ocupa en el sindicato, considerándose que ya no volvería si se tiene en cuenta que concluye el próximo 21 de septiembre, pero con la anuencia del mando nacional sólo estará fuera dos meses y medio.

La contrariedad radica en  que su relevo podría haber impulsado la solución a varios de los asuntos si se quedara hasta septiembre, pero sólo estará ahí para darle trámite a lo que se presente, por lo que no puede acusársele de no actuar con la energía que corresponde a quien sí está firme en el cargo.

Valdés Herrera sostiene que se ausenta con toda tranquilidad ya que deja a la Sección Uno “caminando y con los temas atendidos”, pero luego se contradice al reconocer que sigue sin resolverse los expedientes de los profesores de educación física, de inglés y del Cecytea, que aún cuando los perjudicados son algunos centenares de cualquier manera demandan justicia, misma que se percibe le da largas para que el próximo líder cargue con el paquete.

Aseguró que “por fortuna” no existe una generalidad de docentes inconformes en el estado, por lo que se va a encabezar su campaña con la confianza que recibirá el apoyo de los habitantes de ese sector y que a su retorno seguirá “trabajando” con el mismo ahínco de los casi cuatro años que lleva en el cargo.

Uno de los pendientes que de plano ya se le olvidó es la investigación a su antecesora, quien se fue sin que el pleno sindical aprobara su último informe financiero. En sus primeros dos años, Mario Armando Valdés declaró varias veces que estaba a punto de conocerse a detalle el destino que tuvieron los recursos sindicales en el tiempo de la ex diputada Juana Alicia Espinosa de los Monteros Ortiz, pero ahora,  muy cerca de concluir su cuatrienio, el tema lo mandó al archivo muerto.

Podrá aducir que no es su responsabilidad lo que hizo o dejó de hacer quien le antecedió, pero como dirigente está obligado a velar por los intereses de sus compañeros, que sólo reclaman conocer dicho estado financiero, por consiguiente tuvo el tiempo suficiente para llevar a cabo una auditoría independiente, además de reiterar sobre la intervención del Comité Nacional, que sólo en un principio hizo el intento de indagar, pero como siempre sucede en estos casos alargó el asunto hasta que se perdió en una maraña de la que nadie acepta su autoría.

Espera estar en la próxima legislatura para desde el Congreso “poder servir al magisterio desde otro espacio”, afirmó, pero si va a ser como lo ha hecho al frente de la Sección Uno los profesores no deben esperar gran cosa.

OFENSIVA CONTRA UBER

Mientras que en otras partes del país se ha prohibido la presencia de la empresa Uber, en Aguascalientes está a punto de quedar incluida en la ley de movilidad, sin embargo los taxistas tradicionales se oponen a que se les permita cobrar en efectivo, con lo que de hecho aceptan su presencia sólo que bajo ciertas condiciones. Lo opuesto sucede en Tabasco, en donde el gobierno de estado busca establecer como delito penal, que podría castigarse de dos a seis años de prisión, la prestación indebida del servicio de transporte público que carezca de permiso para circular en la entidad. La reforma al Código Penal fue enviada por el Poder Ejecutivo de la citada entidad al Congreso, en que destaca su interés de darle plena seguridad a los usuarios, “debido a que se ha detectado que en la entidad circula un considerable número de unidades sin licencia, concesión o permiso con el que se acredite la prestación del servicio de transporte público”.Sería interesante que los diputados de Aguascalientes solicitaran información de los lugares en que está prohibido ese tipo de servicios y así determinar las acciones que correspondan. Otros estados en que existe el delito de “prestación indebida o ilegal del servicio de transporte público” son: Coahuila, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz.