Las cápsulas de “Ajo Estrella”: otro engaño

El producto Ajo Estrella (cápsulas) se publicita ilegalmente atribuyéndole cualidades como ayudar a nivelar triglicéridos y colesterol; tratar los dolores provocados por la artritis y reumatismo; analgésico, antiinflamatorio natural; ayudar al funcionamiento de la próstata; nivelar la hipertensión; fortalecer el sistema inmunológico y retardar el envejecimiento.

Sin embargo, el titular de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías recomendó a la población no dejarse sorprender y no consumir el producto; y por ello se ha reforzado la vigilancia para asegurar las cápsulas.

El ajo natural tiene muchas propiedades, pero no es milagroso y no se puede ofertar como medicamento; el producto carece de registro sanitario que garantice su seguridad, calidad y eficacia, por lo que se identifica como publicidad ilegal de un producto sin evaluación por parte de la autoridad sanitaria.

Considerando las cualidades terapéuticas que le son atribuidas y la falta de evaluación y evidencia científica, puede tratarse de un producto con riesgo en su uso. La información que compruebe la seguridad, calidad y eficacia de estos productos no ha sido presentada ante Cofepris, por lo que se desconocen las condiciones de su fabricación y los efectos que pueden tener, representando un riesgo a la salud.

Las cápsulas, se comercializan ilegalmente y se ofrecen al público a través de televisión e Internet. La Cofepris recomienda a la población no adquirir ni usar los productos marca Ajo Estrella, así como cualquier otro “producto milagro”, y en caso de haberlos adquirido o usado favor de notificar al teléfono 018000335050 o al correo [email protected]

Por tratarse de productos sin registro sanitario no deberán ser comercializados ni distribuidos por servicios de paquetería y mensajería con servicios nacionales o internacionales, de lo contrario serán acreedores a las sanciones administrativas que resulten procedentes, las cuales pueden ser superiores al millón de pesos por infringir la regulación sanitaria vigente.

Continuarán las acciones de vigilancia para evitar la venta de productos que puedan representar un riesgo a la población, a través de la clausura de establecimientos que los distribuyan o comercialicen, y asegurando los productos ilegales, así como imponiendo las sanciones administrativas que resulten procedentes.

¡Participa con tu opinión!