Condiciones de insalubridad ha detectado la Comisión Estatal de Derechos Humanos en los centros de reclusión y prisión preventiva en algunos municipios del interior tras su revisión, destacó el ómbudsman, José Asunción Gutiérrez Padilla, quien detalló que han dado parte a los alcaldes sobre esta situación a fin de que se corrijan dichas anomalía en un afán preventivo.
Entrevistado por El Heraldo, detalló que el tema del aseo, la alimentación a los detenidos, las condiciones apropiadas para dormir cuando son arrestados por más de 12 horas, así como instalaciones sanitarias en condiciones dignas, son las cosas que se revisan, encontrando en muchos de los casos que no se cumple.
“No están lo aseados que deben estar, los sanitarios no están en condiciones para usarse dignamente y seguimos encontrando que en la mayoría de estos centros de reclusión de los municipios distintos al de la capital, no cuentan con doctor que certifique el ingreso cuando hay algún detenido o al egreso, y eso obviamente nos preocupa porque el detenido se coloca en un estado de alta vulnerabilidad”.
Gutiérrez Padilla puntualizó que esta acción es con un afán preventivo, más que sancionador, ya que lo que se busca es que se corrijan las anomalías, de ahí que han tenido pláticas con los alcaldes para pedirles su intervención y se hagan las adecuaciones necesarias para subsanar las deficiencias encontradas.
“La idea es evitar que se violen los derechos humanos, pues las condiciones no son de dignidad y entonces tenemos oportunidad de acordar con los alcaldes para que se prevenga y no vaya a suceder algo”.
Finalmente, el ómbudsman informó que estas visitas se extenderán a todos los Ceresos del estado, además de resaltar que en el caso de la queja que tuvieron con motivo de la alimentación a los reclusos, se subsanó, luego de que han estado en contacto con algunas de las personas que llamaron a la CEDHA, sin reportar alguna irregularidad al respecto.