A 62 años de prisión fue sentenciado por el delito de secuestro exprés, un individuo que en el año 2017 mantuvo en cautiverio a uno de sus socios a quien torturó y robó una camioneta de su propiedad.
Tras concluir el proceso penal que se le siguió en su contra, el Juzgado de Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial con sede en Aguascalientes, lo encontró culpable del delito de secuestro exprés.
Por tal motivo, en audiencia de individualización de sanciones y reparación del daño, el Tribunal de Enjuiciamiento por unanimidad resolvió imponerle una sentencia de 62 años de prisión, además del pago por la reparación del daño a favor de la víctima y al pago de una multa, todo por un monto de 754 mil 900 pesos.
El sentenciado fue identificado como Rodrigo, actualmente de 37 años, quien se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
Los hechos en los que se le involucran se registraron el 25 de agosto del año 2017, cuando Rodrigo se comunicó vía telefónica con la víctima, quien era socio de negocios, para que fuera a su domicilio ubicado en la calle Livorno, en el fraccionamiento Paseos de San Antonio.
Sin embargo, una vez que ingresó a la vivienda, Rodrigo comenzó a golpear a su socio con una “macana” y tras sentarlo en una silla lo amarró de las manos. Enseguida lo despojó de las llaves de una camioneta Nissan Rogue, modelo 2014, color gris y placas de circulación AFC-6445 de Aguascalientes, además de un teléfono, su cartera y dinero en efectivo.
Posteriormente, el ahora sentenciado salió para buscar a un cómplice ya que aparentemente tenía la intención de asesinar a la víctima, pero éste aprovechó que se quedó solo en la vivienda, para desamarrarse y escapar. Cuando Rodrigo regresó y ya no encontró a su socio, se asustó y decidió escapar en un taxi, pero fue capturado por policías preventivos de Aguascalientes cuando se desplazaba por la carretera federal No. 45 Sur.