El gobierno de México expresó sus condolencias por la muerte de tres mexicanos en Texas, quienes realizaban labores de rescate de manera voluntaria. Otro más se encuentra desaparecido, informaron fuentes oficiales. A través de un comunicado emitido el jueves, la presidencia de la República manifestó que se instruyó a la Secretaría de Relaciones Exteriores a establecer contacto con las autoridades de Estados Unidos, a fin de ofrecer apoyo ante los estragos generados por ‘Harvey’. El gobernador de Texas, Greg Abbott y el Departamento de Estado aceptaron la ayuda y el gobierno mexicano está listo para colaborar con recursos materiales y humanos en el vecino país. En septiembre de 2005, México envió apoyo a los Estados Unidos tras el paso del huracán Katrina, integrado por médicos militares, enfermeras y personal especializado en rescate, tanto del Ejército como de la Armada. San Antonio y Mississippi fueron los puntos hasta donde llegaron camiones, unidades médicas, aviones y un buque que transportaron toneladas de alimentos y medicamentos.