Por FRANCISCO VARGAS M.
Enviado Especial
(Texto y Fotos)

CALVILLO, Aguascalientes.- El matador sevillano Lama de Góngora quien tuvo una actuación llena de valentía, disposición, entrega y honradez, al cortar la única oreja, se alzó como el triunfador de la Corrida de “Feria de la Guayaba 2017” de Calvillo, festejo en el cual sostuvo un mano a mano con Arturo Macías, quien tan solo pudo pasaportar un astado ya que su segundo se fracturó la pata izquierda al momento de salir al ruedo.
Con poco más de tres cuartos, un clima tanto agradable al principio y frío al final, en el Lienzo Charro y Plaza “Mariano Ramos”, se jugaron cuatro astados de la ganadería de San Marcos, justos de presencia, mismos que dieron juego desigual. Primero rajado y deslucido; segundo con movilidad, terminando con sosería; tercero se inutilizó al quebrarse la pata izquierda trasera; cuarto distraído, suelto, parado rajándose al final.

ARTURO MACÍAS (Azul Turquesa y Oro)
Con su primero “Pueblo Mágico”, lo bregó para fijar al incierto y rajado burel. Una vez que brindó a Francisco Javier Luévano Núñez, secretario General de Gobierno, inició con buenas series por el derecho de buen trazo sin apretar ni exigir al astado. Por el izquierdo ante unas embestidas rebrincadas y sosas, extrae naturales por demás aceptables, ligando en tres ocasiones el de pecho. Vinieron pases por alto ayudados, concluyendo con labor de aliño. Pinchazo, media tendida y caída, dos golpes de descabello para escuchar palmas.
“Campanero”, al bajar del cajón y salir al ruedo se lastimó la pata izquierda trasera, por lo que el juez ordena sea devuelto ante la molestia de la gente por no haber reserva que lo sustituyera, situación que no obliga al empresario tener uno por ser plaza de tercera. Arturo tuvo que tomar muleta y estoque para pasaportarlo, cosa que no pudo hacer al echarse el toro, siendo apuntillado.

LAMA DE GÓNGORA (Azul Celeste y Oro)
A “San Tadeo” montado de cornamenta, lo saludó con lucidas verónicas armoniosas abriendo compás, rematando con media. Después de una estupenda vara de Mauro Prado, realizó su brindis a Arturo Macías comenzando por alto rodilla en tierra. En seguida toreó por el derecho, de manera enfibrada con un toro que tuvo movilidad, logrando pases que calaron en el tendido. Por el izquierdo el astado se viene a menos sacando naturales que le fueron jaleados. En la suerte suprema dejó estocada entera traserita poco tendida, dos golpes de descabello para petición de oreja que le fue concedida.
Su segundo “Buen Amigo”, lo bregó de manera atingente para meterlo al engaño. Vino un tumbo espectacular al varilarguero Cruz Prado, convirtiéndose en un verdadero desorden el ruedo. Con un toro distraído que salía suelto, el sevillano le dio seriedad a su labor, misma que a base de insistir, le robó ayudados con mano izquierda. Se llevó la muleta a diestra mano, logrando pases por demás meritorios y voluntad ante las descompuestas e inciertas embestidas. Con determinación y entrega siguió en la cara del astado, inventándose prácticamente la faena mostrando que es un torero toda honradez. De media estocada tendida y un golpe de descabello concluyó siendo ovacionado, llegando a su fin este festejo. ([email protected])