Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- Tomar suplementos multivitamínicos y minerales no previene enfermedades cardiovasculares, de acuerdo con un estudio publicado en la revista especializada de la American Heart Association.
“No encontramos ningún beneficio clínico del uso de multivitaminas y minerales para prevenir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares o muerte cardiovascular”, afirma el autor principal del informe, Joonseok Kim, profesor de la Universidad de Alabama en Birmingham, Estados Unidos.
El equipo de investigación evaluó de forma amplia 18 estudios individuales publicados con anterioridad, incluyendo ensayos controlados aleatorios y análisis de cohortes prospectivos, que sumaron un total de más de 2 millones de participantes y con un promedio de 12 años de seguimiento.
Al revisar todos estos informes no encontraron ninguna asociación entre tomar suplementos multivitamínicos y minerales y un menor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares.
“Ha sido excepcionalmente difícil convencer a las personas, incluidos los investigadores en nutrición, para que reconozcan que los suplementos de multivitaminas y minerales no previenen las enfermedades cardiovasculares”, dice Kim.
El investigador espera que estos resultados “ayuden a disminuir el bombo” alrededor de estos suplementos y que anime a la gente a utilizar métodos probados para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como comer más frutas y verduras, hacer ejercicio y evitar el tabaco.
Aproximadamente el 30 por ciento de los estadounidenses consume suplementos de multivitaminas y minerales y está previsto que la industria mundial de suplementos nutricionales alcance los 278 mil millones en 2024.
La controversia sobre la efectividad de los suplementos multivitamínicos y minerales para prevenir las enfermedades cardiovasculares ha estado en el centro del debate científico durante años.
“Aunque los suplementos multivitamínicos y minerales tomados con moderación rara vez causan daño directo, instamos a las personas a proteger su salud cardiaca al comprender su riesgo individual de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular”, agregan los autores.
Entre sus recomendaciones, aseguran que es importante incluir una dieta saludable para el corazón, hacer ejercicio, dejar de fumar, controlar la presión arterial y los niveles de colesterol no saludables, y cuando sea necesario, recibir tratamiento médico.

¡Participa con tu opinión!