En el municipio capital, las licencias para venta de alcohol llegan a los 386 mil pesos, y los negocios que quieran ampliar el horario de servicio, deberán pagar por día hasta 1 mil 872 pesos; hay establecimientos que pueden cerrar a las siete de la mañana, del día siguiente.

De acuerdo a la Ley de Ingresos 2017, las Licencias Reglamentadas con consumo al interior del establecimiento, el costo por derecho de funcionamiento anual es de 24 mil 760 en el caso del cabaret de primera; 20 mil 710, de segunda y de tercera, 16 mil 210 pesos; las cantinas deben pagar 15 mil 322; los bares, 20 mil 654; los restaurantes con bar, 37 mil; los centros nocturnos, 65 mil 367 pesos.

La plaza de toros y espectáculos públicos, con aforo hasta 20 mil personas, 148 mil pesos; los salones de baile con venta de bebidas alcohólicas, 166 mil 650; palenque con espectáculos y venta de alcohol, 148 mil pesos, misma cantidad deben pagar los estadios para futbol profesional, con venta de alimentos y alcohol. Los restaurantes con centro de apuestas, 229 mil 372; las carreras Nascar, 86 mil 740 pesos.

En cuanto a las licencias por apertura, si se trata de un autoservicio debe pagarse al ayuntamiento, 101 mil 632 pesos; un cabaret, 203 mil 150; una cantina, 144 mil 939; un bar, 162 mil 554; billares con venta de cerveza y vinos, 101 mil 632; centro nocturno, 189 mil 552; bar y centro nocturno, 345 mil 333; hotel-restaurante-bar, 362 mil 206; restaurante-bar y casino, 365 mil 993; salón de baile, 386 mil 953 pesos.

Con fundamento a la normatividad municipal, los restaurantes con venta de bebidas con los alimentos, tienen horario de 7:00 a.m. a dos de la mañana; los bares también funcionan hasta las dos de la mañana; las cantinas hasta las 12 de la noche; los centros nocturnos hasta las cuatro de la mañana; los billares, a las 12 de la noche, los negocios de cabaret, a las cinco de la mañana.

La ampliación de horario se maneja de una a dos horas, siempre que el negocio pague una cuota adicional, por día, que puede ser hasta de 1 mil 872 pesos diariamente, según el giro.

De esta manera, los locales de cabaret pueden cerrar hasta las siete de la mañana del día siguiente, si el establecimiento solicita y paga extensión de dos horas.