Diego Blanco

Tengo poca edad, 21 años me acompañan en mi aún joven vida, poca experiencia me avala, no puedo comentar sobre los jugadores míticos a los cuales no tuve fortuna de ver, no puedo saber qué capacidades tenían Hugo Sánchez, Hermosillo, Negrete, entre otros. Puedo hablar de lo que me tocó ver por televisión o en un estadio consciente de lo que es jugar a la pelota; hablando pues de este tipo de jugadores a los cuales tuve la fortuna de ver, Carlos Vela puede ser sin problemas el jugador con más talento que me haya tocado ver, sólo por detrás de Cuauhtémoc Blanco. Lo increíble en esta historia es que desde aquel Mundial Sub 17 del 2005, cuando Vela hacía gritar a todo un país con sus goles y los clubes de Europa se peleaban al joven talento mexicano, desde aquella época “Velita” aseguraba que el futbol no era su más grande pasión; incluso comentó valientemente que el basquetbol es lo que realmente lo enamora. A pesar de su fama por la fiesta, por el no comprometerse en el campo, de no disfrutar el juego, de no parecer interesado en destacar en el deporte más seguido del mundo e inclusive rechazar un Mundial cuando México lo llamó para Brasil 2014, Carlos Vela ha sido uno de los jugadores mexicanos más exitosos en Europa; es cierto que no ganó títulos como Márquez, ni hizo goles como Hernández, pero Vela desde que llegó a la Real Sociedad, se convirtió en uno de los pocos jugadores constantes en las alineaciones de su equipo. No sólo eso, se convirtió en uno de los pilares del equipo español, llegando incluso a ser nombrado el mejor jugador extranjero que ha jugado para la Real Sociedad y todo esto lo logro sin esforzarse.
He visto cómo Vela juega en el terreno de juego, parece un veterano en la liga amateur, no corre a lo loco, no sigue la intensidad del juego, no se despeina y, aun así, le basta para ser el mexicano con más calidad en la actualidad, su toque de balón es preciso como el de pocos, su calidad para asistir es impresionante, su pegada, aunque sin fuerza es como con la mano, su regate y creatividad no tienen comparación. Muchos, se atreven a reclamarle al “Bombardero” su poca ambición y su poco interés por trascender en el futbol mundial, pues en algún momento la Liga Española lo colocó como el tercer mejor jugador de la competencia, sólo por detrás de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi; su ex compañero Antoine Griezmann ha comentado que Vela es el mejor jugador con el que ha compartido cancha, esto para dimensionar el talento del nacido en Cancún; yo opino todo lo contrario que sus críticos. Admiro a Carlos Vela por la simple cuestión de que ha logrado explotar sus habilidades a tal grado de permitirle vivir una vida llena de comodidades, ha logrado tomar las decisiones que él quiere, como quiere y cuando quiere, logró que el futbol fuera una herramienta para ganarse la vida y la de los suyos. Convirtió su mayor cualidad en su mejor amiga, sin necesidad de llegar más allá porque no es lo que él quiere. A sus 28 años ha decidido ir a la MLS para jugar al futbol, es cierto que su carrera tendrá un bajón de nivel, su calidad irá metiéndose en una zona de confort donde su talento irá siendo desperdiciado poco a poco, pero su futuro y su patrimonio estarán más fuertes que nunca, su alegría estará más intensa que nunca al estar donde quiere y con las personas que quiere.
Una pena para nuestra selección y para el futbol en general de México que probablemente tuvimos a nuestro “Messi” y a él no le interesó jugar al futbol para ser el mejor, le interesó solamente como trabajo; sin embargo, es válido, es de reconocer que una persona siempre camine con la bandera de la honestidad diciendo que no le gusta del todo lo que hace, y es aún más de admirar que sin ser su principal meta ni su principal interés, Vela ha logrado ser un ídolo de un club importante de España, además del mejor futbolista de México en los últimos años. Carlos Vela es un genio que nunca estuvo comprometido, un genio que decidió no darlo todo, un genio que pudo dar más, un genio que hizo lo que quiso con su carrera y pocos tienen la fortuna de poder hacer esto.

¡Participa con tu opinión!