La Universidad Autónoma de Aguascalientes evaluará la efectividad en el manejo de las áreas naturales protegidas del estado, informó el jefe del departamento de Disciplinas Agrícolas, Joaquín Sosa Ramírez.
Lo hará a través de un trabajo de investigación que tiene como finalidad determinar la efectividad en el manejo de las áreas naturales protegidas que incluyen la Sierra Fría, la Sierra del Laurel, la Serranía Juan Grande y el Cerro del Muerto.
El interés radica en que a pesar de que existen políticas que se han implementado, en esos territorios se siguen perdiendo especies, por lo que será necesario mejorar la efectividad de esos programas.
El proyecto parte de que los programas de manejo de áreas naturales protegidas visualizan, además de la conservación de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos que se proporcionan, el desarrollo económico de la gente que vive en el entorno.
Se trata entonces que también la población que reside en sus inmediaciones, tenga un nivel de vida decoroso en el marco de dichas áreas naturales protegidas.
En ese sentido, el catedrático e investigador destacó que la UAA, además de formar profesionistas de calidad, es una institución responsable con el medioambiente.
Con base en ello, la investigación está retomando encuestas que se han aplicado a nivel internacional a dependencias públicas que tienen injerencia en las áreas naturales como la Secretaría del Medio Ambiente, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la Comisión Nacional Forestal, entre otras.
Instrumento que se aplicaron a la gente que vive en las zonas aledañas y a asociaciones de propietarios para conocer los alcances reales y la efectividad que se tiene en el manejo de dichos espacios.
En ese sentido, Sosa Ramírez mencionó que es necesario que la sociedad haga conciencia de la problemática que se vive a nivel mundial con la pérdida de especies, así como hacer un esfuerzo para mantener la biodiversidad a través de la protección de las áreas naturales.
Destacó también que si bien la creación de áreas naturales protegidas es un paso importante, se espera seguir avanzando y proteger cuando menos el 50% de los territorios a nivel estatal, gestionar la colaboración de los agricultores y ganaderos aledaños a estas áreas naturales protegidas y tratar de incidir lo menos posible en éstas.