Se dispararon las tarifas en los servicios que ofrece el Instituto de Transparencia (ITEA), de acuerdo a la Ley de Ingresos del Gobierno Estatal 2019, por lo que las respuestas a las solicitudes de información ahora resultan muy onerosas.

Las cuotas subieron hasta en 1,500%; una copia simple que en diciembre pasado costaba un peso, ahora cuesta 15 pesos; una copia certificada de 27 pesos ahora está a 115 pesos, lo que representa un aumento superior al 400%; mientras que la expedición de una copia xenográfica, subió de 70 a 115 pesos.

Además, a partir del año en curso se ofrecerán nuevos servicios; la memoria USB con información de transparencia, que cuesta 200 pesos; y un video en DVD tiene precio de 95 pesos.

De acuerdo a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, Artículo 11, son sujetos obligados a transparentar y permitir el acceso a su información y proteger los datos personales que obren en su poder: cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, municipios, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos y fondos públicos, así como cualquier persona física, moral o sindicato que reciba y ejerza recursos públicos o realice actos de autoridad en los ámbitos estatal o municipal.