Uno de los mayores sueños de Jhormary Rojas durante muchos años fue conocer Corea del Sur, cuna del Taekwondo, Arte Marcial que diariamente practica con amor y disciplina, y el cual se convirtió en parte integral de su vida.
Y como los sueños se cumplen cuando se trabaja arduamente para lograrlos, maravillada y sumamente feliz Jhormary acaba de regresar de Corea del Sur.
En razón a que igualmente Jhormary es una apasionada por el Violín, y lo interpreta, fue invitada a participar en el Festival Especial de Música y Arte de Pyeongchang (PSMF) 2017, festival que por quinto año consecutivo se realiza en Corea del Sur, el cual no sólo pretende demostrar la excelencia de esas personas con talento musical y que cuentan con discapacidad intelectual (ID), sino que también tiene como objetivo contribuir a crear una Sociedad Inclusiva para aceptar a las personas con discapacidad intelectual (ID).
El Comité Organizador del Festival Especial de Música y Arte de Pyeongchang (PSMF) 2017, manifestó haber tenido mucho cuidado para elegir a las personas que presentan valor y potencial, para ser especialmente invitados, y en el cual por primera vez participa una Colombiana, correspondiéndole tal honor y privilegio a Jhormary.
La participación en el Festival Especial de Música y Arte de Pyeongchang (PSMF) 2017 ha sido una experiencia sumamente enriquecedora y de la cual Jhormary manifestó estar sinceramente agradecida, evento que incluyó: Clases de Música, Conciertos, Mini-Olimpiadas Especiales y otros eventos culturales organizados por Special Olympics Korea, actividades que le permitieron a Jhormary compartir y estrechar lazos de amistad con muchas personas de diferentes países y continuar conociendo diversas culturas, donde por primera vez en su vida se subió a un escenario en el “Alpensia Concert Hall” para interpretar el Violín en tres melodías que fueron allí en pocos minutos ensambladas con varios participantes que interpretaban diferentes instrumentos, para presentarse en el Concierto de Cierre denominado “HAPPY HARMONY”.
Pero como si todo lo anterior no fuese suficiente, también contó con el privilegio de ser acompañada por el Embajador de Colombia en Corea del Sur, el General en retiro TITO SAUL PINILLA PINILLA, quien junto con su señora esposa viajaron desde la ciudad de Seúl para ser sus anfitriones.