Pide Canaco que la próxima administración dé prioridad a la solución de la inseguridad pública que enfrentan los aguascalentenses.

El presidente de este organismo, Rubén Berumen de la Cerda, afirmó que los delitos patrimoniales son un flagelo que mantiene a los aguascalentenses angustiados, “las personas salen de sus casas con el temor de ser robados y con la esperanza de que cuando lleguen encuentren sus pertenencias tal cual las dejaron”.

En el caso de los comerciantes, el número de asaltos no ha disminuido y también “vivimos con miedo de ser asaltados”, dijo el presidente de esta cámara empresarial.

Para la próxima administración pública seguramente hay tareas muy importantes y muy urgentes como el tema de desarrollo económico, la generación de nuevas fuentes de empleo, la salud, la educación, y la seguridad pública misma, pero “creemos que la solución al tema de la inseguridad deberá ser una prioridad durante todo el sexenio, porque la sociedad ya está cansada de ser víctima de los delincuentes”.

“Y cuando hablo de las próximas autoridades, no sólo me refiero al gobernador, sino que también hablo de los alcaldes, para que se involucren más en este delicado tema, mediante una buena relación con todas corporaciones de los diferentes niveles de Gobierno para que exista una efectiva y rentable coordinación en beneficio de los ciudadanos”, destacó.

Dijo que los aguascalentenses han tenido que adaptarse a un clima de inseguridad. “Hemos dejado de hacer cosas que antes hacíamos sin ningún problema como el caminar por las calles de noche sin miedo, ya no salimos con las alhajitas puestas, o los relojes de marca, porque todo eso atrae a los delincuentes”.

Consideró que los ciudadanos son corresponsables de su propia seguridad, que deben seguir adoptando medidas para salvaguardar su integridad y sus bienes, pero dijo que se trata también de construir una sociedad segura, en donde nuestras calles y parques sean seguros, y que las personas puedan dejar sus automóviles en la vía pública “sin el temor a que vayan a ser objeto de atraco o que simplemente se lleven el coche enterito”.

Estimó que una buena parte de los votos que las y los candidatos obtuvieron en las pasadas contiendas electorales fueron motivados por las promesas de un Aguascalientes más seguro, “esa es la expectativa que tienen los ciudadanos, por ello deberá ser indispensable que quienes ganaron las elecciones, cumplan con esa expectativa del electorado y brinden la seguridad que se requiere para contar con calidad de vida”, expresó Berumen de la Cerda.

 

¡Participa con tu opinión!