RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

El viernes pasado se llevó a cabo la reunión de amigos que año con año organizan en su domicilio Felipe González González y Felipe González Ramírez. El festejo se da con el pretexto de la Navidad y para dar los parabienes del año nuevo, pero más que eso es una reunión que ya se hizo tradicional porque es una tertulia en la que convergen amigos que se dedican a diferentes actividades, la mayoría empresarios de diferentes ramos, así como políticos y amigos de antaño de los González. Son reuniones en donde las cuestiones partidistas se quedan afuera del lugar y adentro se comentan los temas del día así como los logros o malos ratos que hubo en el año que está a punto de fenecer. A la reunión fueron llegando poco a poco los invitados. Y era agradable reencontrarse con algunos amigos que a lo largo del año no vimos, pero que puntuales a la cita ese día nos volvíamos a reencontrar. Hubo otros a los que sí vimos constantemente, pero que igual nos daba mucho gusto volver a abrazar. Y hubo otro que a pesar del cargo que acaba de tomar y que por ello tenía una agenda muy abultada, estuvo presente, como siempre, en las buenas y en las malas.

Pasando lista en el lugar estuvieron algunos ex presidentes de la CANACO: Luis Miguel Rentería, Don Rogelio Noriega, Carlos Maza Arévalo, que ese día de destapó como muy buen cantante, Juan Manuel Romo, Salvador Esqueda, Salvador Sebastián Mauricio. Salvador Gutiérrez Mayorga, ex presidente de la CANACO y del CCEA, y que es actual subsecretario de Desarrollo Económico. También estuvieron ex presidentes de otros organismos, como el Ingeniero Miguel Ángel Godínez, del CCEA, Juan Manuel Ferrer del CICA, Alberto González de FEDETUR , Marco Aurelio Hernández de la COPARMEX, Guillermo Cabrera de la CANIRAC, Juan Manuel Torres Escalante del Colegio de Ingenieros, Benito Cortes de Agencias de Viajes y Jaime Randolph ex presidente del Colegio de Arquitectos, entre otros, pero sin duda la figura de la reunión fue el gobernador Martín Orozco Sandoval. La verdad es que se pensaba que por su agenda, y luego era viernes, día hábil, no iría, pero cuál va siendo la sorpresa de todos los presentes cuando vimos que el gobernador cruzó el jardín para llegar alegremente hasta el sitio en que estaban reunidos los invitados. Martín Orozco había acudido a la cita que año con año se hacían los amigos y este año, a pesar de su nueva responsabilidad, llegó a pasar lista de presente. Los rostros de los ahí reunidos eran de mucha satisfacción pues Martín seguía siendo parte del grupo al que solo une la amistad. A partir de su llegada la plática se puso sabrosa, pues tanto Felipe señor, como Martín son grandes conversadores y ahora había mucho que platicar. En la mesa estaba un ex gobernador y el actual jefe del ejecutivo. A la mente vinieron los recuerdos de los momentos vividos hace seis años. Hoy se estaba viviendo otra realidad. La política en Aguascalientes había dado un viraje de 180 grados y empezaba otro sexenio, y qué mejor que con un reencuentro de amigos. Reflexionando concluí que en la política todos necesitan de todos. Es donde el gran ideólogo transgeneracional puede servir tanto como los operadores de cada ramo ciudadano. El buen operador nos hace ganar el futuro y el buen ideólogo nos hace ganar el destino.

 

TAMBIEN EN POLÍTICA LOS DERECHOS HUMANOS SON INALIENABLES

 

Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla, protestó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por lo que considera un atropello, un abuso en su legítimo derecho a expresarse, de acuerdo a lo que consagra el artículo 6° de la Constitución. ¿Por qué? Porque le han censurado una entrevista que dio a una revista e incluso obligaron a la revista a cancelar la pauta comercial que había pagado el gobierno de Puebla, para que Moreno Valle pueda hablar de sus logros, resultados y hasta de sus cualidades personales. En el Instituto Nacional Electoral dijeron que no se vale, que él es funcionario público, es gobernador de un estado que está usando recursos públicos, que se está haciendo autopromoción en sus aspiraciones para buscar una candidatura a la presidencia de la república, en este caso del PAN, y que eso no es parejo, y lo sanciona. Por ello Moreno Valle se queja diciendo que lo están censurando en sus derechos fundamentales.

Sobre esto creo que el principio básico de la ley debe ser su universalidad. La ley debe ser igual para todos y que todos debemos ser iguales frente a la ley. En México tenemos un sistema electoral de excepción ciudadana, porque el hombre que está metido en la política, en la lid electoral y en la pelea por los votos, automáticamente se tiene que sujetar a un régimen excepcional, que lo pone fuera de los artículos 1° y 6° de la Constitución.

Los tratados internacionales que México tiene y que se reflejan en esta gran modificación que se hizo para consagrar como columna vertebral de la Constitución de este país, el cumplimiento y el reconocimiento de los Derechos Humanos, no plantea en el marco constitucional las excepciones de que uno no puede hablar de uno mismo, ni de su trabajo, cuando se es un político que aspira a otro cargo, y cuando está en funciones.

Moreno Valle se queja de Margarita Zavala, Ricardo Anaya, López Obrador, etc. no han sido restringidos. Pero es que ellos tienen una diferencia: Ellos con los recursos que están utilizando no están afectando el patrimonio de ninguna entidad pública. Aunque no es creíble que los anuncios del PAN salgan de la bolsa de Ricardo Anaya. Tampoco que los anuncios de Morena salgan de la bolsa de Andrés Manuel. Ese dinero sale de las prerrogativas que tienen los partidos. Seguimos teniendo en este país un embrollo entre lo legal secundario y lo legal constitucional incomprensible, y como tenemos una doble alimentación constitucional a través de los tratados internacionales, es muy fácil que el estado quede en ridículo, porque la gente pelea aquí en México y si no le hacen caso se va a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y les gana. Como les ganó en su momento Jorge Castañeda, y como hemos visto tantos otros casos en los que el gobierno termina doblando las manos y pidiendo perdón. Precisamente el caso de Jorge Castañeda fue el que dio pie a la creación, ya formal y legal, de las candidaturas independientes. En 2006 él se inconformó porque no le permitieron contender, se fue a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, ganó su pleito tiempo después y logra finalmente que el gobierno modifique la ley y ahí está el “Bronco” en Monterrey, el alcalde Alfaro de Guadalajara y está el diputado Pedro Kumamoto.

Aquí lo que se ve es que si ahora el tribunal electoral se va del lado de Moreno Valle, va a meter en un problema al Instituto Nacional Electoral. Si le da la razón al INE, entonces Moreno Valle se va a ir a otra instancia y esto va a acabar en la Corte, y solamente falta ver quién es el que denuncia a la ley electoral como inconstitucional. Los derechos humanos son inalienables, no deben tener la limitación de una ley. Como se puede observar, a dos años de las elecciones presidenciales ya hay mucho movimiento, mucho ruido de aspirantes de los diferentes partidos así como de los independientes. Ya vamos en camino de una elección federal que va a ser, lo anticipo, sumamente complicada, por el entorno internacional y por las crisis no resueltas dentro del propio sistema interno de la política mexicana.