Aurelio Coronado Mares, presidente del Colegio de Psicólogos, señaló que fenómenos como el acoso escolar y la violencia son conductas que en muchas ocasiones se originan dentro de las aulas escolares, por lo que los maestros deben encausar a los niños y jóvenes para que resuelvan estos problemas minúsculos mediante el diálogo, ya que así se evitará que los comportamientos agresivos se repliquen en la sociedad.

Aclaró que este tipo de conductas no necesariamente se presentan en niños y jóvenes que tienen psicopatologías, pues pudiera estar más relacionado con la forma en que las escuelas fomentan la resolución de conflictos entre sus alumnos.

Coronado Mares comentó que la atención mediática que ha tenido en los últimos años el acoso escolar o el bullying, representa también una oportunidad para acercarse a lo que se le denomina la cultura de la paz, la cual consiste en que los involucrados en estos casos generen alternativas pacíficas para resolver sus conflictos.

Refirió que lo anterior es importante porque contrario a la creencia popular, la psicología no es la mejor herramienta para resolver este tipo de problemas, toda vez que la violencia no es considerada una problemática de este tipo, ya que involucra a un verdugo y una víctima, y la persona agresiva no suele acudir a una consulta psicológica, mientras que las personas violentadas, por su misma condición de víctimas, difícilmente hablan.

Para concluir, el presidente del Colegio de Psicólogos manifestó que para modificar esta situación, los profesionales de la salud mental también pueden hacer de su parte, dejando de atender solamente en sus consultorios y salir a ejercer su profesión en las comunidades, esto para brindar atención a aquellas personas que no tienen acceso a este tipo de servicios.