CDMX.- La noche más esperada por Alfonso Cuarón, Yalitza Aparicio, Marina de Tavira y las mentes brillantes detrás de «Roma» llegó en una alfombra roja llena de estrellas internacionales que deslumbraron en un escenario que abrió Queen con su clásico «We will rock you».
En una ceremonia marcada por la ausencia de presentador por primera vez en 30 años la noche se fue volviendo tensa cuando se anunció la primera categoría a reconocer: Mejor Actriz de Reparto, donde estaba nominada la mexicana Marina de Tavira. Y aunque «Roma» y «The Favourite» eran las cintas favoritas de la noche, ninguna se llevó el galardón pues ambas cayeron ante Regina King por interpretar a una madre que intenta cuidar a su hija embarazada en «If Beale Street could talk».
La noche continuó para las cintas que tenían más nominaciones en esta premiación, 10 cada una, pero eran eclipsadas por otras cintas. Pasaron 45 minutos hasta que Alfonso Cuarón pudo levantar su primer estatuilla, la cual fue en la categoría a Mejor Fotografía, galardón que fue dedicado a su amigo Emmanuel «Chivo» Lubezki.
«Gracias a todo el equipo, a los productores y a Netflix. Esta película fue creada en base a mis recuerdos e hice la fotografía pensando en cómo lo haría el ‘Chivo’ Lubezki. Esto es para ti», dijo en la ceremonia.
«Black Panther» y «Bohemian Rhapsody» se hacían cada vez más grandes con cada anuncio, lo que alertaba a «Roma» y «The Favourite» pues los éxitos en taquilla también estaban nominados a Mejor Película.
El Oscar a Mejor Edición de Sonido, para «Bohemian Rhapsody»; el Oscar a Mejor Mezcla de Sonido, «Bohemian Rhapsody». Dos premios seguidos a la cinta del superhéroe de Marvel afectaron a «Roma», pues también competía en esas categorías.
Sin embargo al anunciar la próxima premiación, la cinta de Cuarón hizo historia en el cine mexicano al levantar su segundo Oscar que marcó historia en el cine mexicano: mereció la estatuilla a Mejor Película en Lengua Extranjera.
«Spider-Man: Into the Spider-Verse» por fin recogió su Oscar a Mejor Película Animada. La competencia no causó sorpresa, pues en la temporada de premios se lució como la favorita al levantar el Globo de Oro y Critics’ Choice Awards, pese a la predilección de los cinéfilos por «Isla de Perros», el trabajo más reciente de Wes Anderson.
Tras anunciar este galardón quien llegó al escenario del Teatro Dolby de Los Ángeles fue el actor mexicano Diego Luna, quien mostró a los asistentes el tráiler de «Roma».
La emoción por el adelanto de la película ascendió cuando Lady Gaga y Bradley Cooper subieron para interpretar «Shallow», tema que se alzó con el premio a Mejor Canción, pues fue preparada de forma exclusiva para «A star is born».
Si bien los premios continuaron, la sorpresa de muchos no llegó hasta que se anunció la categoría a Mejor Actor. Cuando algunos esperaban que saliera victorioso Christian Bale, otros pensaron en Viggo Mortensen, pero quien salió alzando la estatuilla fue Rami Malek, marcando así su territorio conquistado con su interpretación como Freddie Mercury, el legendario vocalista de Queen.
El ánimo de los mexicanos se cimbró en la que fue la siguiente entrega de la noche. Nominación a los Oscar que unió a los mexicanos y una actuación que arrodilló a los críticos internacionales. Yalitza Aparicio estaba en su asiento con la sonrisa que enamoró a los espectadores de «Roma». Estaba contra grandes figuras de la actuación, como Glenn Close y Olivia Colman, pero sin importar ella ya era una ganadora pues logró que una nación dialogara en torno a temas importantes: la vindicación de los derechos de las trabajadoras domésticas y el racismo imperante en la sociedad. Olivia Colman, dijeron al anunciar la ganadora de la categoría a Mejor Actriz. Con esto terminó la carrera de Yalitza en los Oscar, pero permanece como una nueva voz que se levanta por quienes nunca la han tenido.
El premio a Mejor Dirección lo anunció el mexicano Guillermo del Toro. Fue breve y directo al anunciar al ganador, quien también ha sido su amigo desde hace años: Alfonso Cuarón. Con esto la cinta biográfica del cineasta condecorado hace años por su trabajo en «Gravity» recibió su tercer Oscar de la noche.
La premiación que giró entre los aplausos de los asistentes llegó a su fin cuando tuvieron que dar el anuncio del galardón más esperado de la noche, el de Mejor Película. Una vez más la ceremonia causó sorpresa en todas partes, pues aunque «The Favourite» y «Roma» eran las cintas que parecían predestinadas a recibir el reconocimiento, entre los nominados «Green Book» alzó la mano para tomar la estatuilla más codiciada de la cinematografía.
Este año los mexicanos no consiguieron el Oscar a Mejor Película, pero sí hicieron historia al hacer sonar a nivel mundial una producción que llevó un tema entrañable que visibilizó un mundo que había sido dejado de lado y que revivió desde el conocimiento y el corazón de uno de los cineastas más prestigiados del momento. (EL UNIVERSAL)