José de Jesús López de Lara

Unos jóvenes que regresaban a sus domicilios tras haber asistido al perímetro de la Feria Nacional de San Marcos, fueron brutalmente atropellados por un automóvil. Uno de ellos murió, mientras que el otro se debate entre la vida y la muerte.
El doble atropello se registró en la avenida Las Américas en el cruce con la calle República Mexicana, en el fraccionamiento El Dorado.
Las dos víctimas atropelladas no habían sido identificadas.
Fue cerca de las 00:30 horas del domingo, cuando se reportó al 911 que en el lugar arriba señalado, habían sido atropellados dos peatones y se requería la presencia de los servicios de emergencia.
Momentos después llegaron policías preventivos y policías viales, además de una ambulancia de Cruz Roja.
Ambos peatones fueron atropellados por un coche VW Jetta, modelo 2004, color plata, con placas de circulación AFE-8012 de Aguascalientes, el cual presentaba daños en el cofre y el parabrisas del lado derecho.
Esta unidad automotriz era conducida por una persona de nombre José Ricardo, de 31 años, quien fue detenido en el mismo lugar del accidente por policías viales.
Se estableció que al momento de los hechos, este automóvil circulaba a exceso de velocidad por avenida Las Américas en dirección de norte a sur y por el carril central, cuando al llegar al cruce con la calle República Mexicana, repentinamente dos personas intentaron cruzar corriendo.
Ante lo repentino de los hechos, el automovilista no pudo evitar impactar violentamente a los dos peatones, a pesar de que trató de cambiarse al carril izquierdo para esquivarlos.
Ambas víctimas salieron proyectadas hacia el parabrisas y el cofre del coche, para finalmente caer aparatosamente al suelo, donde uno de ellos quedó muerto.
La persona que quedó herida fue trasladada a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio, donde se reportó su estado de salud como grave.
Más tarde, arribaron al lugar del atropello el agente del Ministerio Público de Hospitales, agentes del Grupo Homicidios de la PME y personal de la Dirección de Investigación Pericial, quienes procedieron a realizar el levantamiento del cadáver y trasladarlo al Servicio Médico Forense, donde quedó depositado en calidad de desconocido.