Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 12-May.- El ex líder de las autodefensas de Michoacán, José Manuel Mireles Valverde, afirmó que en prisión sufrió un infarto y tres preinfartos, por lo que requiere con urgencia exámenes completos del corazón.
Después de eso, advirtió, continuará con su lucha en el Estado.
“Tengo que ir a un chequeo de control total del corazón y de los problemas que traigo porque sufrí tres preinfartos y un infarto. Traigo lesiones de la columna vertebral y traigo un poco todavía descontrolada la diabetes, entonces eso es lo que más me preocupa porque aquí (en prisión) tuve los dos últimos dos preinfartos el 13 y el 28 de diciembre de 2016.
“Entonces, como comprenderán ahorita quiero tratar de tener un diagnóstico definitivo de lo que realmente tengo, porque la lucha debe continuar”, declaró.
Luego de pasar dos años con 10 meses y 14 días en la cárcel acusado de delitos contra la salud y portación de armas prohibidas, Mireles fue puesto en libertad ayer tras el pago de una garantía de 30 mil pesos.
Rubén Olvera, Juez Quinto de Distrito en Michoacán, determinó que es procedente la sustitución de la prisión con base en las reglas del nuevo sistema de justicia penal acusatorio.
Tras salir del Penal Federal de El Rincón, en Nayarit, el ex autodefensa deberá ahora sujetarse a otra serie de condiciones, como presentarse periódicamente a firmar el libro de procesados.
A mediados de 2016, Mireles recapituló que los autodefensas no tuvieron otra opción que levantarse en armas para combatir al crimen organizado en Michoacán.
“Los responsables de la violencia en Michoacán son los cárteles del crimen. Quien dictó nuestra forma de luchar fueron ellos mismos; no tuvimos otra opción que responder de la misma manera, fuego con fuego”, expresó en un mensaje grabado desde la prisión.
“No podíamos enfrentar una horda de asesinos bien armados y pertrechados, y nosotros con las manos limpias”, indicó.
El ex vocero del Concejo General de Autodefensas en Michoacán afirmó que durante más de 12 años la lucha del Gobierno contra la delincuencia no dio resultados.
Para el activista, preso desde el 27 de junio de 2014, la lucha de los civiles armados evitó que otra generación de niños y jóvenes acabara sus días esclavizada al crimen organizado o en la prisión.
El mensaje fue dado a conocer durante un mitin que familiares de autodefensas realizaron en el centro de Morelia para exigir la liberación del también médico cirujano que se levantó en armas en 2013.