El nuevo refuerzo de los Rayos de Necaxa, Matías Fernández, ya se encuentra en tierras aquicalidenses, preparándose para su debut dentro de la Liga MX, vistiendo los colores rojiblancos, en un torneo que para él, es muy competitivo.

“La verdad que siempre he visto la Liga MX, es una liga muy competitiva, me motivó eso, me motivó que está cerca de Chile, acá hay muchos chilenos y trataré de volver a la selección”.

“Es un equipo (Necaxa) que juega muy bien, tengo varios compañeros chilenos, así que estoy bien informado de cómo funciona el equipo”, explicó.

Fernández viene muy motivado para ayudar al plantel de Ignacio Ambriz, por lo que su primer objetivo es estar preparado físicamente para poder demostrar de lo que es capaz, pues arribó a una agrupación que tiene un nivel de intensidad alto.

“Mi primera expectativa es estar bien físicamente y gracias a Dios estoy bien, así que a sumar minutos, sentirme cada vez mejor y ayudar al equipo”.

“Es un equipo que juega con intensidad, que le gusta tener la pelota, así que me hace sentir muy cómodo”, declaró.

El chileno mencionó que en estos momentos, su meta es entrenar para poder ganarse un puesto importante en la oncena de Ambriz, por lo que no se preocupa por un mañana, si no por un hoy.

“Yo me preocupo de entrenar, darlo todo, prepararme lo mejor posible y que sea lo que Dios quiera”.

“Lo único de lo que me preocupo es de entrenar bien mañana, no me preocupo mucho a largo plazo, yo me preocupo del presente”, dijo.

Finalmente, “Mati” declaró que el haber abandonado el futbol europeo no es un retroceso, pues lo marca como un nuevo ciclo en su carrera.

“No, es una oportunidad nueva, tengo que dar gracias a Dios de haber jugado en Europa y ahora estar acá, así que no creo que sea un retroceso, es un nuevo ciclo”.

“Me dijeron que había la oportunidad de llegar a Necaxa y yo conversé con mis compañeros chilenos, me dijeron que era un gran club, con buenas instalaciones, que juega bien y así se empezó a gestionar mi llegada acá”.