Existen gastos básicos como la comida, el agua o la luz que se deben pagar todos los meses. Sin embargo, hay formas de ahorrar y pagar menos en estos servicios básicos y una de ellas es saber identificar la información contenida en cada recibo.

En el caso de la luz y la electricidad es posible ahorra un poco los gastos si se conoce bien toda la información que suministra la CFE o Comisión Federal de Electricidad.

Recibo de la luz: la importancia del CFE 

La Comisión Federal de Electricidad es una entidad y empresa de México encargada de, generar, transmitir, controlar y comercializar energía eléctrica en todo el país. Es decir, esta compañía abaste a los mexicanos de un servicio básico como es la electricidad.

La CFE abastece a casi 27 millones de clientes, lo que significa que llega a casi 80 millones de habitantes y cada año aumenta esa cifra en torno a un millón. Desde el año 2009 se ocupa de sustituir a la empresa Luz y fuerza del Centro que ya no existe.

La Comisión Federal de Electricidad es la empresa más importante y grande de electricidad de Latinoamérica. De ahí la importancia de conocer bien toda la información contenida en el recibo de la CFE.

Imprimir el recibo

Y es que en caso de tener un problema podremos saber qué es lo que sucede y así hacernos entender con los representantes de la Comisión Federal de Electricidad para realizar una queja, consulta o reclamación.

Como usuarios de este servicio debemos  tener el recibo en papel para verificar todos los datos. Para ello, es necesario imprimir recibo de luz de forma que se pueda verificar toda la información que ofrece la CFE.

Hay que comprobar aspectos como el servicio, el tipo de voltaje que se necesita, la potencia, el detalle de la facturación, la gráfica de consumo y sobre todo el promedio diario de consumo en kW hora y pesos.

Además, los datos del detalle del importe de pago, la fecha límite de pago y los datos del cliente, es decir, del usuario o nosotros, debe estar correcto para hacer cualquier tipo de comprobación frente a los representantes de la Comisión Federal de Electricidad.

Cuando estos acudan al domicilio que hemos proporcionado en el recibo deben comprobar las lecturas para que no llegue una cifra inesperada. Lo mismo sucede con las reparaciones que sean necesarias.

Aspectos más importantes del recibo del CFE

El formato del recibo de la luz del CFE es bastante sencillo de leer y no debe de dar problemas para interpretar los datos.

Entre ellos están los datos del usuario. Es decir, datos personales como nombre y apellidos y domicilio.

Después está el número de servicio que indica una cifra asignada por el CFE para su uso interno y que vincula la factura con el usuario, en este caso, el cliente.

El tercer dato en aparecer es el número del contador o medidor que suele estar instalado fuera de la casa o negocio. Con este número se registra el dato del cliente para enviar la lectura del consumo.

La lectura anterior es el siguiente dato que aparece y viene con este nombre bajo el consumo que se ha hecho el periodo de facturación anterior. Se mide en kW hora

La lectura actual es el consumo más reciente. El multiplicador es otro dato que se resta de las lecturas y se multiplica por uno.

Después de estos datos aparece el consumo. Consiste en la diferencia entre la lectura del periodo anterior y el actual. En resumen, es el consumo de los dos últimos meses.

Por otro lado, el periodo de consumo indica la fecha de inicio del servicio y la del corte. No es lo mismo que en caso de suspensión por pagos.

Otro dato importante es la cantidad de días que se cobran en el recibo así como el promedio de gasto diario.

Existe más información. Pero esta es la más importante. Finalmente, recordar que si la dirección es errónea, poco puede hacer el CFE.

Reclamaciones y pagos

Por supuesto, hay que considerar aspectos como la impuntualidad de los pagos, cosa que hay que evitar totalmente y hacer el pago de forma puntual para evitar la alteración del servicio o bien tener que hacer frente a una sanción económica que suele ser más alta que el recibo que no se ha pagado.

¿Cómo pagar menos en la factura de la luz?

Para pagar menos en el recibo del CFE, lo primero es entender los datos para hacer frente a malentendidos o cobros de más. Para ello es necesario imprimir el recibo de la luz para hacer frente a las reclamaciones del personal o representantes de la Comisión Federal de Electricidad.

Si se ha hecho una lectura incorrecta se puede comprobar sumando o restando el periodo de consumo actual con la lectura anterior. Una vez se comprueba este dato se debe poner en contacto con el CFE para reclamar.

 Para imprimir tu recibo de la luz por internet es fundamental que estés registrado en el portal de CFE. En caso contrario lo puedes hacer sin necesidad de estar registrado usando el recibo impreso que ha llegado a tu casa o negocio y del cuál se explicó arriba todos los detalles.

Siguiendo estos consejos es posible pagar menos en el recibo de la luz.