Una mujer que se encontraba internada en una clínica de rehabilitación de adicciones, ubicada en Jesús María, fue encontrada sin vida, luego de que atara un extremo de una soga a su cuello y el otro a una estructura metálica de una litera en la que dormía. Se trata de quien en vida llevara el nombre de Vanessa, de 20 años de edad, originaria de Monterrey, Nuevo León.
Aproximadamente, a las 10:18 horas, el número de emergencia 911 atendió una llamada en la que solicitaban el arribo de los cuerpos de emergencia, luego de que una mujer se encontraba inconsciente, por lo cual, de inmediato se trasladaron rescatistas hasta el lugar del reporte.
Minutos después, arribaron paramédicos a cargo de la ambulancia ECO 418, del ISSEA, quienes únicamente confirmaron la ausencia de signos vitales de la joven mujer, solicitando posteriormente la presencia de personal pericial, para realizar el levantamiento del cuerpo.