Necesario que el Gobierno del Estado ponga mano dura con los concesionarios del transporte público que no cumplen en la mejora real del servicio, antes de otorgarles un aumento en la tarifa, como lo solicitan, consideró la presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias Mexicanas, Karla Martorell Moya.
En tal sentido, estableció que el tema del transporte público necesita ya ponerse sobre la mesa por parte de las autoridades y llegar a un acuerdo donde se termine con el estira y afloja por parte de los concesionarios, por el beneficio de la sociedad.
“Los concesionarios quieren incrementar sus tarifas, pero también el servicio o las unidades que están teniendo en tránsito la verdad que no son de gran calidad. Entonces necesitaríamos que ellos también pusieran sobre la mesa, cuáles son las mejoras y las propuestas que ellos ofrecen para una mejor movilidad y para una mayor comodidad, y así poder llegar a una negociación de lo que ellos están pidiendo. Creo que debe ser un acuerdo y una mesa de trabajo que sea dar y recibir, que sea de ambas partes”.
Por lo anterior, la presidenta de MEMAC dijo que es importante que el Gobierno vea esa necesidad social para poder contar con un transporte público de calidad, al tener una mejor sociedad y una mejor economía, de ahí que urge que la autoridad aplique mano dura hacia los concesionarios. “Todo va aunado y es necesario, si no cumples pues ahora sí hay que tomar las medidas precautorias para que se alineen y se brinde un mejor servicio para todos”.
Por lo anterior, enfatizó que si realmente los concesionarios quieren un aumento en la tarifa, deben primero garantizar un buen servicio, es decir que todo tiene que ser en retribución. “No pueden exigir cuando no veo que hay una mejora por su parte”, finalizó.