Aunque Aguascalientes ocupa el tercer lugar nacional en cuanto a crecimiento, aún persiste la pobreza y desigualdad que deberán ser atendidas por las autoridades estatales, así lo consideró el presidente del Colegio de Economistas, Jael Pérez Sánchez.
Al dar a conocer un estudio hecho por dicho colegio, el especialista comentó en conferencia de prensa que Aguascalientes ha sido de las entidades que más ha crecido en los últimos 10 años, según el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) con un promedio de crecimiento de 5%, seguido de Baja California con el 4.8%. Además de que de acuerdo a los datos de la organización “México Cómo Vamos”, Aguascalientes al último trimestre de este año ha crecido 2.9% y se han generado aproximadamente 21 mil empleos.
A pesar de lo anterior, dijo que en el estado aún persiste la pobreza laboral, es decir que a la gente no le alcanza para completar sus satisfactores elementales. En cuanto a desigualdad laboral es importante subirle el sueldo a los que menos ganan, lo cual se logra por la vía de la productividad pero también por la voluntad de los empresarios.
Asimismo, consideró importante la atención al tema de los suicidios, donde Aguascalientes está en semáforo rojo, así como en el estrés hídrico y la tasa de deforestación. Además, no es una entidad incluyente hacia la población de la diversidad sexual, indígena y discapacitada, ni en cuanto a la paridad de género.
Pérez Sánchez resaltó que si bien Aguascalientes por su nivel de desarrollo económico se puede comparar con el país europeo de Hungría, también es una realidad que el motor de la economía está concentrado en su mayoría en el municipio capital, lo que hace que los demás municipios tengan una calidad semejante a la de países centroamericanos como Honduras o El Salvador.