Fueron ordenados 10 nuevos sacerdotes por el Obispo de la Diócesis, José María de la Torre Martín, quien los exhortó a servir al pueblo generosamente, anunciar el Evangelio y a no buscar el interés propio, sino solamente el de Dios, así como a celebrar misa como si fuera la única o la última, para hacer crecer el fervor de los fieles.
En emotiva ceremonia que tuvo lugar en el Seminario Diocesano, el representante de la Iglesia Católica en Aguascalientes ordenó como nuevos presbíteros a Jorge Emmanuel Álvarez García, Julio Adrián Barrera Moreno, Luis Enrique Contreras de Anda, Salvador Franco Villalpando, Everardo González Martínez, Aníbal Eduardo López González, José de Jesús López Macías, Roberto Issac Martínez Medina, Diego Antonio Ortiz Esquivel y a Juan Horacio Vázquez Frías.
En su mensaje, el Obispo estableció que la tarea de estos nuevos sacerdotes será justamente el hacer crecer en la fe, la esperanza y en la caridad a la comunidad, que ayuden a pensar, a vivir y a servir a los hermanos generosamente, además de anunciar el Evangelio, la Fe, apacentar al pueblo de Dios, practicar la caridad, celebrar el Culto Divino, así como dar esperanza, principalmente en el sacrificio del Señor, en la eucaristía dominical.
“Queridos hijos, deben realizar la parte que les corresponde, la función de enseñar en nombre de Cristo, el Maestro. Transmitan a todos la palabra de Dios que han recibido con alegría y al meditar en la ley del Señor procuren creer en lo que leen, enseñar lo que creen y practicar lo que enseñan. Que su enseñanza sea alimento para el pueblo de Dios, que su vida sea un estímulo para los discípulos de Cristo, a fin de que con su palabra y su ejemplo se vaya edificando la Casa Santa que es la Iglesia de Dios”.
Asimismo, les recordó que han sido escogidos entre los hombres y puestos al servicio de Dios, por lo que los exhortó a realizar con alegría y llenos de verdadera caridad su ministerio.
“Dense cuenta de lo que hacen e imiten lo que conmemoran, de tal manera que al celebrar el misterio de la muerte y resurrección del Señor, se esfuercen por hacer morir en ustedes el mal y procuren caminar en una vida nueva”.