La defensa ha sido lo mejor de Necaxa en los últimos torneos, desde las épocas de Alfonso Sosa el equipo de los Rayos se destacó por un gran orden defensivo capaz de secar a las delanteras más letales de nuestro país. Con base en eso Necaxa buscaba un gol que permitía manejar el partido y confiar en su sector más fuerte como lo es la defensa, incluso se llegó a mencionar que tenían la mejor defensa de la liga. En los últimos partidos del torneo anterior, la defensa tuvo desatenciones que al final le costaron la liguilla a Necaxa, por lo que este torneo se busca fortalecer el trabajo defensivo que dio tan buenos resultados en años anteriores, además de que Ignacio Ambriz se ha caracterizado por tener equipos bien armados a partir de la defensa.
Los titulares de la zona baja son el portero Marcelo Barovero, Bryan Beckeles, Igor Lichnovsky, Miguel Ponce y el líder de la zaga Mario de Luna, todos tuvieron un torneo aceptable por lo que se espera que repitan en el inicio del torneo buscando tener un trabajo de continuidad. Aunque llegó como refuerzo Ventura Alvarado que puede jugar tanto de defensa central como de lateral derecho, es un buen zaguero que siempre cumple con las coberturas y es ordenado tácticamente por lo que podría ser usado por Ambriz.
La campaña pasada, Necaxa tuvo la segunda mejor defensa del torneo solamente 15 goles recibidos en 17 partidos, sólo por debajo de Monterrey que recibió 12 anotaciones, esto deja en claro la fortaleza del equipo local que buscará repetir los números en este torneo y consolidarse como una fortaleza en la parte baja que ayuda a conseguir victorias para estar entre los 8 primeros de la tabla. Si bien es cierto que el juego con base en defensa no es nada espectacular, lo importante para los dirigidos por Ambriz es estar dentro de la fase final del torneo, y para ello tendrán que volver a las bases que los llevó a conseguir grandes cosas en sus primeros torneos de regreso en la Primera División. Será importante que Lichnovsky se consolide de manera definitiva en la zaga para que le dé mayor solidez a la defensa que cuida el arco de Marcelo Barovero. Por lo pronto, se espera que por lo menos en el partido debut ante unos Tiburones Rojos de Veracruz, que son débiles en la parte ofensiva, puedan mantener el cero en su puerta.

¡Participa con tu opinión!