CDMX.-La crisis económica en México ha sido permanente, por lo que aunque se retrate la de 1980, el tema continúa vigente en el cine, los medios de información y la literatura.
Por ello se filmó una película basada en “Las Niñas Bien” y otros libros de Guadalupe Loaeza, cuyo estreno se prevé para diciembre de 2018, retomando el nombre de dicho volumen.
“Ella (Loaeza) fue notando cómo sus amigas empezaban a tener cambios relevantes en sus vidas, empezaban a salirse de su zona de confort. Fue describiendo eso, incluso de sí misma”, explicó en entrevista el productor de la cinta, Rodrigo Sebastián González.
Uno de los grandes retos fue darle a la obra de la escritora lenguaje cinematográfico, pues no había una historia, sino crónicas con anécdotas y personajes.
La guionista Mónika Revilla se adentró en el trabajo de Loaeza para redactar la historia junto a la directora, Alejandra Márquez.
Como resultado, se construyó una trama con cuatro personajes principales: Sofía, el alter ego de Guadalupe Loaeza, interpretada por Ilse Salas; Alejandra, su mejor amiga, papel de Cassandra Cianguerotti; Ana Paula, la “nueva rica” de provincia, pero en mejor situación económica que sus amistades, a cargo de Paulina Gaitán; e Inés, la intelectual y sensible a la crisis, encarnada por Johanna Murillo.
“El reto de la historia fue encontrar muchas similitudes con las crisis que hoy conocemos y ver la forma en cómo reacciona Sofía, en quien se centra la película.
“Cómo reacciona una ‘niña bien’ cuando le va mal, pero no en tono de burla, sino de respeto y de un drama ligero, (de manera que) te identificas con un personaje que no tiene la culpa de no estar al tanto de política, porque en ese entonces las mujeres no hablaban de política, cuando la suerte de la mujer dependía de qué tan bien había escogido a su marido”, ahondó el productor.
La película ha llevado un trabajo de tres años desde que comenzó a gestarse, durante los cuales Ilse Salas atravesó un embarazo, mismo que esperaron para que pudiera formar parte de la filmación, que finalizó apenas hace un par de semanas.
La cinta, primer trabajo de Alejandra Márquez con la productora Woo Films, será distribuida por Cinépolis Distribución.
“Tiene muchos toques de comedia, pero habla de algo que para muchas personas puede ser muy doloroso y les recuerde momentos de mucha incertidumbre, pérdida y cambios en su vida.
“Para otros puede ser cómico ver cómo la aristocracia sufre. Cuidamos mucho el guión para que fuera una historia muy digna de contar”, afirmó. (Fabiola Santiago/Agencia Reforma)