Por Jesús Eduardo Martín Jáuregui

Cuando habla una persona de respeto y autoridad hay que escucharla, cuando habla un Gobernador con mayor razón, porque no en balde ha destacado entre cientos de miles de ciudadanos para asumir la máxima responsabilidad de administrar guiando la comunidad de una entidad federativa. Cuando en alguna de las reuniones preparatorias se analizaban diversas alternativas de programación el Gobernador habló, conviene, dijo, pensar en acciones que no sean sólo para un grupo de intelectuales, sino que permeen a todos los estratos. Entre las acciones propuestas y aceptadas fue la elaboración de un “cómic” o historieta ilustrada, en un lenguaje accesible con dibujos agradables que invitaran a disfrutar su lectura, presentando de forma amena los personajes y hechos sobresalientes de la Convención de Aguascalientes.

La directora del Instituto Cultural de Aguascalientes, maestra Dulce María Rivas, puso manos a la obra y con el apoyo de Paty Guajardo en la Dirección Editorial y de Bibliotecas del ICA, fue tomando forma la idea. La empresa era de una engañosa facilidad. ¿Qué trabajo puede implicar hacer una historieta para niños y jóvenes, que además resulte interesante para los adultos, que se apegue con rigor histórico a los hechos, que tenga un lenguaje accesible pero apropiado con ilustraciones de calidad que recreen la atmósfera de la época con un desenfado que atraiga pero que respete los espacios del momento?

Planteado así ya no se veía tan fácil. Había que definir cosas relativamente sencillas, la extensión, el formato, el tiraje, pero ¿quién escribiría el texto y quién dibujaría las ilustraciones? Afortunadamente, en Aguas tenemos una cantidad importante de escritores no sólo de calidad, sino con los conocimientos para emprender no sólo esa empresa sino otras de mayor envergadura, como de hecho lo han demostrado. El problema dejó de ser problema. Hecha la selección se procedió a la elaboración.

El martes pasado, en Palacio de Gobierno, el Ing. Carlos Lozano de la Torre que llegó entre las porras y empujones por saludarlo de más de un centenar de niños y adolescentes de escuelas públicas, que a cual más querían estrechar su mano y posar para la foto del recuerdo, mientras el Gobernador, con una sonrisa de oreja a oreja disfrutaba de esa expresión sincera (los niños dicen verdades), presentó la historieta ilustrada “La Convención de Aguascalientes”.

La obra fue realizada por dos valores de Aguascalientes, el escritor Gustavo Vázquez Lozano, relativamente joven (quiero decir muy joven respecto a mí) ganador de varios reconocimientos literarios y con una ya vasta trayectoria y el caricaturista Rocko, conocido en algunos medios como Christian Garduño, quien por cierto lucía un nuevo look más actual, habiéndose desecho de su cola de caballo, estupendo dibujante de quien ya conocía su obra, además de la caricatura política, retratos e ilustraciones que ponen de manifiesto su formación académica, su destreza en el dibujo y su manejo del color.

La obra gustó mucho, no solo a los adultos sino particularmente a quienes va especialmente dirigida, niños y jóvenes que se abalanzaron para recibir su ejemplar. Rocko logró con un dibujo acuarela en el que predomina una paleta de ocres, crear una atmósfera que evoca la época con un aire de retrato antiguo y coloreado, con perspectivas inusitadas que acentúan los momentos dramáticos de los sucesos de la Convención y que destacan la arquitectura del teatro y de áreas relevantes de la ciudad. Gustavo tiene una prosa pulcra y un lenguaje propio que en esta ocasión puso al servicio del concepto de la historieta con textos que, si bien daban la información que es la principal finalidad, lo hacían con giros y expresiones propias del género del cómic “negro”. Todo un acierto.

El tiraje es de 150,000 ejemplares, pero seguramente resultará corto para la demanda que seguramente tendrá. Entiendo que pidió mano el maestro Paco Chávez que participó entusiastamente en el proyecto y que aseguró que el tiraje se agotará simplemente con repartirlo en las escuelas del estado, por lo que habrá que pensar en una edición mayor para repartirla entre los adultos que la disfrutarán igual que los más jóvenes.

La Convención de Aguascalientes ha sido el acontecimiento más relevante desde el punto de vista de la historia política de México, que ha tenido lugar en nuestra ciudad, que desde su fundación ha tenido vocación cosmopolita, crisol de etnias y culturas, lugar de encuentro, centro de comercialización, cuna del nacionalismo en las artes, tolerante e incluyente. Era en 1914 y es en 2014, ejemplo de concordia y de progreso. Entonces se eligió para la Convención porque además de lo que queda dicho su enclave en el centro de la república y bien comunicada por tren y por carretera, era garantía de neutralidad, indispensable para el intercambio de ideas, de proyectos de nación y de planes revolucionarios. No se logró culminar el propósito pero su Manifiesto y su Declaración contienen el germen del Derecho Social que surgiría desde México para el mundo en la Constitución de 1917.

La Conmemoración de su Centenario tiene un sentido, a la luz de los cambios estructurales que los mexicanos nos hemos dado, replantearnos el proyecto de nación que queremos para el México del siglo XXI.

bullidero.blogspot.mx            [email protected]          @jemartinj

 

¡Participa con tu opinión!