Al destacar que no le damos la importancia que tiene la salud bucal, que no acudimos al dentista cada seis meses, sino hasta que el dolor es insoportable, Javier Francisco Espinosa Medina, advirtió que una caries puede llevar al infarto a un paciente hipertenso no controlado, y también conlleva mayores riesgos para el diabético.

El responsable estatal de salud bucal del ISSEA ponderó la importancia de la prevención, razón por la cual se da orientación a los niños, desde preescolar, de la importancia que tiene el cepillado y en general la salud bucal, para el bienestar de la persona.

Ayer, el Instituto celebró en la Plaza Patria, una feria con motivo del Día Mundial de la Salud Bucodental, donde personas de todas las edades recibieron atención gratuita, y técnicas sobre el cepillado de los dientes.

En Aguascalientes las enfermedades bucales que más afectan a la población son la caries dental y los padecimientos en las encías, mismas que por su elevada frecuencia y por no distinguir edad, sexo o nivel socioeconómico, se consideran un problema de salud pública.

Las afecciones bucodentales, frecuentemente están asociadas a enfermedades crónicas, además de la mala higiene de la boca, también constituye un factor de riesgo para diversos padecimientos.

Para considerar una salud bucal, es necesario que las personas mayores tengan un total de 20 dientes naturales al final de su vida.

Los niños deben poseer 20 dientes en la primera dentición (dientes de leche); y los adultos sanos, deben tener un total de 32 dientes y cero cavidades dentales.

Reiteró la necesidad de educar a la población para que ésta tome conciencia de la importancia que tienen sus dientes y la boca en general.

En la Exedra se revisó la boca de los escolares y público en general; se repartieron cepillos de dientes y a quienes presentaron problemas, se canalizaron con un especialista.