Jesús Enrique Ramírez Pérez, secretario general de la CROM, sostuvo que hay mercaderes que, aprovechándose de que en esta temporada las personas tienen mayor solvencia económica, suben los precios de sus productos, a sabiendas de que es mucha la demanda, por lo que invariablemente habrá quién se los compre sin escatimar en los precios.

Destacó que la entrega de aguinaldos y vales de despensa hacen que circule un gran volumen de dinero por estas fechas, por lo que hizo un llamado a los obreros para que cuiden mucho los gastos que realizan, pues es una bonanza efímera, que sólo llega una vez al año y es producto de su propio esfuerzo.

Ramírez Pérez señaló que las compras deben realizarse de una forma planeada y siempre comparando precios, pues muchas tiendas ofrecen descuentos pasada la Navidad, por lo que los artículos que se adquieren a un precio inflado antes del 24 de diciembre los encuentran con rebajas de hasta el 50% unos días después, de tal manera que resulta importante saber comprar en los momentos adecuados, cuando los comerciantes liquidan sus productos y vacían sus almacenes para introducir nuevos artículos.

Lamentó que a pesar de que se hacen estas recomendaciones de manera continua, hay muchos trabajadores incautos que realizan sus compras sin comparar precios y terminan pagando a un costo más elevado, o que adquieren productos que ni siquiera necesitan.

Para concluir, el secretario general de la CROM hizo un contundente llamado a los trabajadores que perciben salario, a cuidar al máximo su aguinaldo y a guardar una parte para la cuesta de enero, ya que el año 2018 se vislumbra económicamente complicado, principalmente por ser un año electoral.