José de Jesús López de Lara

A puñaladas, un celoso hombre mató a su ex esposa, al momento en que se dirigía hacia su domicilio en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción “Sector Estación”.
La víctima apenas había salido de trabajar en el turno nocturno de una fábrica, cuando ocurrió la tragedia.
Horas más tarde, el sospechoso del crimen acudió al edificio de la Policía Ministerial del Estado para entregarse voluntariamente.
La mujer asesinada fue identificada como Rocío Candelaria, de 34 años.
Quien la mató al causarle varias heridas con un cuchillo en tórax y cuello, fue su ex esposo identificado como Salvador, de 49 años.
La tragedia se registró el domingo poco después de las 08:00 de la mañana, en la calle Ángel Venegas Ahumada.
De acuerdo a las primeras investigaciones que realizan agentes del Grupo Homicidios de la PME, Rocío Candelaria y Salvador estuvieron casados durante 17 años.
Sin embargo, el hombre siempre fue muy celoso y constantemente discutían, por lo que hace dos años decidieron separarse. A pesar de ello, Salvador continuamente la buscaba y le pedía que regresaran, pero como Rocío Candelaria se negaba, cada vez se mostraba más violento.
El domingo por la mañana, la mujer bajó del camión de transporte de personal y comenzó a caminar hacia su domicilio.
Pero sobre la misma calle Ángel Venegas Ahumada casi en esquina con Valle de los Romero, fue interceptada por Salvador, quien intentó dialogar con la mujer sobre el mismo tema.
Sin embargo, su ex esposa lo ignoró y siguió caminando, lo que provocó que en un arranque de furia, sacara de entre sus ropas un cuchillo y la atacara brutalmente, provocándole por lo menos seis heridas en cuello y tórax.
En ese momento Rocío Candelaria comenzó a gritar, por lo que varios vecinos salieron a la calle y eso provocó que el agresor optara por darse a la fuga corriendo, tirando al suelo el cuchillo que utilizó en el ataque.
La mujer quedó tirada sobre un charco de sangre.
Minutos después llegaron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, además de una ambulancia del ISSEA, pero los paramédicos se concretaron a confirmar la muerte de la mujer.
Posteriormente acudieron a la escena del crimen a realizar las investigaciones correspondientes los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Fue cerca del mediodía, que Salvador llegó al edificio de la Policía Ministerial del Estado para entregarse voluntariamente, ya que había herido a su ex esposa. En ese momento se enteró que la había matado, por lo que policías ministeriales se encargaron de detenerlo y ponerlo a disposición de la Unidad de Homicidios Dolosos.