CDMX.- La aclamada escritora de fantasía, Cornelia Funke, tiene en su despacho un póster de «El Laberinto del Fauno», el cuento de hadas ambientado en la España del dictador Francisco Franco, que Guillermo del Toro estrenó en 2006.
Nada mejor para inspirar a la autora de las sagas literarias ¡Mundo de Tinta! y Reckless, y varios libros más, de los que ha vendido más de 20 millones de copias.
«(El Laberinto…) Es una profunda reflexión sobre la existencia humana y cómo escribimos nuestra propia historia con las decisiones que tomamos. Muestra maldad sin glorificarla y enseña la compasión de Guillermo con las víctimas de la oscuridad en este mundo», explica la narradora, vía correo electrónico.
Funke se topó hace unos años con una oferta a la que no se puede decir no: Del Toro, su mexicano admirado, le pedía escribir una novela sobre su famosa película ubicada en 1944.
«Quiero que juegues, me dijo. Finalmente tuve la idea de escribir 10 historias sobre elementos clave del filme. Interludios, como él las llamó», detalló.
La novelista tuvo un respeto reverencial a la hora de hacer «El Laberinto del Fauno» de papel y tinta: volvió a ver la cinta, ahora cuadro por cuadro, para empaparse de ella.
Ya en librerías, el resultado es una narración en la que los lectores siguen los pasos de la soñadora niña Ofelia, habitan un reino mágico secreto con seres de mito, y también padecen con la guerrilla republicana y se horrorizan con el sádico Capitán Vidal. (Mario Abner Colina/Agencia Reforma)